Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 7.13.12-13

Texto

taṁ śayānaṁ dharopasthe
kāveryāṁ sahya-sānuni
rajas-valais tanū-deśair
nigūḍhāmala-tejasam
dadarśa lokān vicaran
loka-tattva-vivitsayā
vṛto ’mātyaiḥ katipayaiḥ
prahrādo bhagavat-priyaḥ

Palabra por palabra

tam—a esa (persona santa); śayānam—que yacía; dharā-upasthe—en el suelo; kāveryām—a orillas del río Kāverī; sahya-sānuni—en un valle de la montaña Sahya; rajaḥ-valaiḥ—cubiertas de tierra y polvo; tanū-deśaiḥ—con todas las partes del cuerpo; nigūḍha—muy grave y profundo; amala—inmaculado; tejasam—cuyo poder espiritual; dadarśa—él vio; lokān—a todos los planetas; vicaran—viajando; loka-tattva—la naturaleza de los seres vivos (especialmente de los que están tratando de avanzar en conciencia de Kṛṣṇa);vivitsayā—tratando de entender; vṛtaḥ—rodeado; amātyaiḥ—por un séquito real; katipayaiḥ—unos pocos;prahrādaḥ—Mahārāja Prahlāda; bhagavat-priyaḥ—por quien la Suprema Personalidad de Dios siente siempre un gran afecto.

Traducción

Prahlāda Mahārāja, el más querido servidor de la Suprema Personalidad de Dios, en cierta ocasión salió a recorrer el universo con algunos de sus más íntimos compañeros a fin de estudiar la naturaleza de las personas santas. De ese modo llegó a orillas del Kāverī, en el valle de la montaña Sahya. Allí encontró a una gran persona santa que yacía en el suelo, cubierta de tierra y polvo, pero profundamente absorta en el nivel espiritual.