Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 6.9.4

Texto

tad deva-helanaṁ tasya
dharmālīkaṁ sureśvaraḥ
ālakṣya tarasā bhītas
tac-chīrṣāṇy acchinad ruṣā

Palabra por palabra

tat—esa; deva-helanam—ofensa a los semidioses; tasya—de él (Viśvarūpa); dharma-alīkam—engañar en los principios religiosos (fingiendo ser el sacerdote de los semidioses, pero actuando en secreto también como sacerdote de los demonios); sura-īśvaraḥ—el rey de los semidioses; ālakṣya—observar; tarasā—rápidamente; bhītaḥ—temeroso (de que los demonios recuperasen su fuerza con las bendiciones de Viśvarūpa); tat—sus (de Viśvarūpa); śīrṣāṇi—cabezas; acchinat—cortó; ruṣā—con gran ira.

Traducción

Pero llegó el día en que Indra, el rey del cielo, se dio cuenta de que Viśvarūpa engañaba a los semidioses, ofreciendo en secreto oblaciones a los demonios. Aterrorizado ante la idea de ser vencido por los demonios, Indra se enfadó tanto con Viśvarūpa que le cortó las tres cabezas.