Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 6.2.24-25

Texto

ajāmilo ’py athākarṇya
dūtānāṁ yama-kṛṣṇayoḥ
dharmaṁ bhāgavataṁ śuddhaṁ
trai-vedyaṁ ca guṇāśrayam
bhaktimān bhagavaty āśu
māhātmya-śravaṇād dhareḥ
anutāpo mahān āsīt
smarato ’śubham ātmanaḥ

Synonyms

ajāmilaḥ — Ajāmila; api — también; atha — a continuación; ākarṇya — escuchar; dūtānām — de los mensajeros; yama-kṛṣṇayoḥ — de Yamarāja y del Señor Kṛṣṇa; dharmam — verdaderos principios religiosos; bhāgavatam — como se explican en el Śrīmad-Bhāgavatam, o que tratan de la relación entre la entidad viviente y la Suprema Personalidad de Dios; śuddham — puros; trai-vedyam — mencionados en los tres Vedas; ca — también; guṇa-aśrayam — religión material, bajo las modalidades de la naturaleza material; bhakti-mān — un devoto puro (purificado de las modalidades de la naturaleza material); bhagavati — a la Suprema Personalidad de Dios; āśu — inmediatamente; māhātmya — glorificación del nombre, la fama, etc.; śravaṇāt — por escuchar; hareḥ — del Señor Hari; anutāpaḥ — lamento; mahān — muy grande; āsīt — había; smarataḥ — recordar; aśubham — todas las vergonzosas actividades; ātmanaḥ — hechas por él mismo.

Translation

Tras escuchar el diálogo entre los yamadūtas y los viṣṇudūtas, Ajāmila pudo entender los principios religiosos que actúan bajo las tres modalidades de la naturaleza material, y que se mencionan en los tres Vedas. También comprendió los principios religiosos trascendentales, que están por encima de las modalidades de la naturaleza material y que se centran en la relación entre el ser vivo y la Suprema Personalidad de Dios. Además de esto, Ajāmila escuchó la glorificación del nombre, la fama, las cualidades y los pasatiempos de la Suprema Personalidad de Dios. De ese modo se convirtió en un devoto pefectamente puro. Cuando recordó sus pasadas actividades pecaminosas, lamentó mucho haberlas realizado.

Purport

SIGNIFICADO: En el Bhagavad-gītā (2.45), el Señor Kṛṣṇa dijo a Arjuna:

traiguṇya-viṣayā vedā
nistraiguṇyo bhavārjuna
nirdvandvo nitya-sattva-stho
niryoga-kṣema ātmavān

«Los Vedas tratan principalmente el tema de las tres modalidades de la naturaleza material. ¡Oh, Arjuna! debes trascender esas tres modalidades. Libérate de todas las dualidades y de las ansias de ganancia y seguridad, y establécete en el Ser». Es cierto que los principios védicos recomiendan un proceso gradual de elevación al plano espiritual, pero si alguien se apega a esos principios, entonces no tiene posibilidad de elevarse al plano de la vida espiritual. Por esa razón, Kṛṣṇa aconsejó a Arjuna que realizase servicio devocional, que es el proceso religioso trascendental. La posición trascendental del servicio devocional viene también confirmada en el Śrīmad-Bhāgavatam (1.2.6): sa vai puṁsāṁ paro dharmo yato bhaktir adhokṣaje:Bhakti, el servicio devocional, es paro dharmaḥdharma trascendental; no es dharma material. Por lo común, la gente piensa que la finalidad de la práctica religiosa debe ser obtener beneficios materiales. Esto puede acomodarse bien con personas interesadas en la vida material, pero quien tiene interés en la vida espiritual debe apegarse a paro dharmaḥ, los principios religiosos que nos llevan a ser devotos del Señor Supremo (yato bhaktir adhokṣaje). La religión bhāgavata enseña que entre el Señor y la entidad viviente existe una relación eterna, y que la entidad viviente tiene el deber de entregarse al Señor. Quien se sitúa en el plano del servicio devocional ve desaparecer todos los obstáculos y queda completamente satisfecho (ahaituky apratihatā yayātmā suprasīdati). Tras elevarse hasta ese plano, Ajāmila comenzó a lamentarse de sus actividades materialistas, y a glorificar el nombre, la fama, la forma y los pasatiempos de la Suprema Personalidad de Dios.