Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 5.18.23

Texto

sa tvaṁ mamāpy acyuta śīrṣṇi vanditaṁ
karāmbujaṁ yat tvad-adhāyi sātvatām
bibharṣi māṁ lakṣma vareṇya māyayā
ka īśvarasyehitam ūhituṁ vibhur iti

Synonyms

saḥ — esa; tvam — Tú; mama — de mí; api — también; acyuta — ¡oh, infalible!; śīrṣṇi — sobre la cabeza; vanditam — adorada; kara-ambujam — Tu mano de loto; yat — que; tvat — por Ti; adhāyi — puesta; sātvatām — sobre la cabeza de los devotos; bibharṣi — Tú mantienes; mām — a mí; lakṣma — como una insignia sobre Tu pecho; vareṇya — ¡oh, adorable!; māyayā — con engaño; kaḥ — quién; īśvarasya — del controlador supremamente poderoso; īhitam — los deseos; ūhitum — entender mediante la razón y los argumentos; vibhuḥ — puede; iti — así.

Translation

¡Oh, Tú, el infalible!, la palma de Tu mano de loto es la fuente de toda bendición. Por ello, Tus devotos puros la adoran, y Tú, con gran misericordia, la posas sobre sus cabezas. Yo deseo que pongas también Tu mano sobre mi cabeza, pues, aunque ya llevas mi insignia de rayas doradas en el pecho, me parece que me haces ese honor solo para halagar mi prestigio falso. Tu verdadera misericordia se la muestras a Tus devotos, pero no a mí. Por supuesto, eres el controlador absoluto supremo, y nadie puede comprender Tus motivos.

Purport

SIGNIFICADO: En muchos pasajes de los śāstras se describe a la Suprema Personalidad de Dios diciendo que siente mayor inclinación por Sus devotos que por Su esposa, que está siempre en Su pecho. En el Śrīmad-Bhāgavatam (11.14.15), se afirma:

na tathā me priyatama
ātma-yonir na śaṅkaraḥ
na ca saṅkarṣaṇo na śrīr
naivātmā ca yathā bhavān

En ese verso, Kṛṣṇa declara francamente que Sus devotos Le son más queridos que el Señor Brahmā, el Señor Śiva, el Señor Saṅkarṣaṇa (la causa original de la creación), la diosa de la fortuna, o incluso Su propio ser. En otro pasaje del Śrīmad-Bhāgavatam (10.9.20), Śukadeva Gosvāmī dice:

nemam viriñco na bhavo
na śrīr apy aṅga saṁśrayā
prasādaṁ lebhire gopī
yat tat prāpa vimuktidāt

El Señor Supremo, que puede conceder la liberación a todos, Se mostró más misericordioso con las gopīs que con el Señor Brahmā, el Señor Śiva o incluso la diosa de la fortuna, que es Su propia esposa y está en contacto con Su cuerpo. Del mismo modo, el Śrīmad-Bhāgavatam (10.47.60) afirma también:

nāyaṁ śriyo ’ṅga u nitānta-rateḥ prasādaḥ
svar-yoṣitāṁ nalina-gandha-rucāṁ kuto ’nyāḥ
rāsotsave ’sya bhuja-daṇḍa-gṛhīta-kaṇṭha-
labdhāśiṣāṁ ya udagād vraja-sundarīṇām

«Las gopīs recibieron del Señor las bendiciones que ni Lakṣmīdevī ni las más hermosas bailarinas de los planetas celestiales pudieron obtener. En la danza rāsa, el Señor mostró Su favor a las gopīs más afortunadas rodeándoles los hombros con Sus brazos y bailando personalmente con cada una de ellas. Nadie puede compararse con las gopīs, que recibieron la misericordia sin causa del Señor».

En el Caitanya-caritāmṛta se dice que nadie puede recibir la verdadera misericordia de la Suprema Personalidad de Dios sin seguir los pasos de las gopīs. Ni siquiera la diosa de la fortuna pudo ser favorecida como las gopīs, a pesar de que se sometió a rigurosas austeridades y penitencias durante muchos años. El Señor Śrī Caitanya Mahāprabhu comentó esa cuestión en Su conversación con Vyeṅkaṭa Bhaṭṭa en el Caitanya-caritāmṛta (Cc. Madhya 9.111-131): «El Señor preguntó a Vyeṅkaṭa Bhaṭṭa: “Tu adorable diosa de la fortuna, Lakṣmī, está siempre en el pecho de Nārāyaṇa, y es, sin duda, la mujer más casta de la creación. Mi Señor, sin embargo, es el Señor Śrī Kṛṣṇa, un pastorcillo que saca vacas a pastar. ¿Cómo es que Lakṣmī, una esposa tan casta, desea estar con Mi Señor? Para estar con Él, Lakṣmī abandonó toda la felicidad trascendental de Vaikuṇṭha, y, durante muchísimo tiempo, se sometió a votos y principios regulativos y llevó a cabo infinitas austeridades”.

»Vyeṅkaṭa Bhaṭṭa contestó: “El Señor Kṛṣṇa y el Señor Nārāyaṇa son uno, la misma persona, pero los pasatiempos de Kṛṣṇa son más agradables debido a su naturaleza desenfadada. A las śaktis de Kṛṣṇa les son muy agradables. Kṛṣṇa y Nārāyaṇa son la misma personalidad; así pues, Lakṣmī no rompió su voto de castidad al relacionarse con Kṛṣṇa. Más bien, si deseaba relacionarse con el Señor Kṛṣṇa es porque la idea le parecía muy divertida. Ella consideró que su relación con Kṛṣṇa no comprometía su voto de castidad. Pensaba que si estaba con Kṛṣṇa podría disfrutar del beneficio de la danza rāsa. ¿Qué mal hay en que quisiera disfrutar con Kṛṣṇa? ¿Por qué bromeas acerca de esto?”.

»El Señor Caitanya Mahāprabhu contestó: “Yo sé que no hay nada de malo en la diosa de la fortuna; pero, aun así, ella no pudo entrar en la danza rāsa. Esto lo hemos escuchado de las Escrituras reveladas. Las autoridades del conocimiento védico se encontraron con el Señor Rāmacandra en Daṇḍakāraṇya, y por sus penitencias y austeridades se les permitió entrar en la danzarāsa. ¿Podrías decirme, entonces, por qué no se le brindó esa oportunidad también a la diosa de la fortuna?”.

»Vyeṅkaṭa Bhaṭṭa respondió: “No puedo comprender el misterio de ese incidente. Soy un ser viviente común. Mi inteligencia es limitada, y siempre estoy perturbado. ¿Cómo voy a comprender los pasatiempos del Señor Supremo, que son más profundos que millones de océanos?”.

»El Señor Caitanya le respondió: “El Señor Kṛṣṇa tiene una característica particular, y es que, con la melosidad de Su amor conyugal, atrae el corazón de todos. Siguiendo los pasos de los habitantes del planeta de Vrajaloka o Goloka Vṛndāvana, se puede obtener el refugio de los pies de loto de Śrī Kṛṣṇa. Sin embargo, los habitantes de ese planeta no saben que el Señor Kṛṣṇa es la Suprema Personalidad de Dios. Sin saber que Kṛṣṇa es el Señor Supremo, los habitantes de Vṛndāvana como Nanda Mahārāja, Yaśodādevī y las gopīs tratan a Kṛṣṇa como a su querido hijo o amante. Madre Yaśodā Le considera Su hijo, y a veces Le ata a un mortero de moler. Los pastorcillos de vacas amigos de Kṛṣṇa creen que es un niño corriente, y se montan en Sus hombros. En Goloka Vṛndāvana, nadie tiene ningún deseo aparte del deseo de amar a Kṛṣṇa”».

La conclusión es que nadie puede relacionarse con Kṛṣṇa a menos que reciba en plenitud el favor de los habitantes de Vrajabhūmi. Por lo tanto, quien desee ser liberado directamente por Kṛṣṇa, debe dedicarse a servir a los habitantes de Vṛndāvana, que son devotos puros del Señor.