Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.9.8

Texto

tvad-dattayā vayunayedam acaṣṭa viśvaṁ
supta-prabuddha iva nātha bhavat-prapannaḥ
tasyāpavargya-śaraṇaṁ tava pāda-mūlaṁ
vismaryate kṛta-vidā katham ārta-bandho

Synonyms

tvat-dattayā — dado por Ti; vayunayā — con conocimiento; idam — este; acaṣṭa — pudo ver; viśvam — todo el universo; supta-prabuddhaḥ — un hombre que despierta de un sueño; iva — como; nātha — ¡oh, mi Señor!; bhavat-prapannaḥ — el Señor Brahmā, que está entregado a Ti; tasya — su; āpavargya — de los que desean la liberación; śaraṇam — el refugio; tava — Tus; pāda-mūlam — pies de loto; vismaryate — puede ser olvidado; kṛta-vidā — por una persona erudita; katham — cómo; ārta-bandho — ¡oh, amigo de los afligidos!

Translation

¡Oh, mi Señor!, el Señor Brahmā está completamente entregado a Ti. En el principio, Tú le diste conocimiento, y así pudo ver y entender todo el universo, como una persona que despierta de un sueño y pasa revista a sus deberes inmediatos. Tú eres el único refugio de los que desean la liberación, y el amigo de los afligidos. ¿Cómo va a poder nunca olvidarte una persona erudita que tenga conocimiento perfecto?

Purport

SIGNIFICADO: Los devotos que se han entregado a la Suprema Personalidad de Dios no pueden olvidarle ni por un momento. El devoto entiende que la misericordia sin causa del Señor va más allá de todos sus cálculos; no puede conocer la medida del beneficio que está recibiendo por la gracia del Señor. Cuanto más se ocupa en el servicio devocional del Señor, más incentivos le ofrece la energía del Señor. En el Bhagavad-gītā, el Señor dice que a las personas que se ocupan de modo constante en ofrecer servicio devocional con amor y afecto, la Suprema Personalidad de Dios les da inteligencia desde dentro para que puedan seguir progresando. Con ese estímulo, el devoto no puede olvidar a la Personalidad de Dios ni por un momento. Se siente siempre agradecido a Él, pues, por Su gracia, su capacidad de ofrecer servicio devocional ha ido en aumento. Mediante el conocimiento del Señor, y por Su misericordia, grandes personas santas como Sanaka, Sanātana y el Señor Brahmā pudieron ver el universo entero. Se da un ejemplo: La persona sin iluminación espiritual, aunque aparentemente pase todo el día sin dormir, en realidad está durmiendo. Aunque duerma por la noche y lleve a cabo sus deberes durante el día, se considera que, mientras sus actividades no estén en el plano de la iluminación espiritual, siempre está durmiendo. El devoto, por lo tanto, nunca olvida el beneficio que ha obtenido del Señor.

El Señor recibe aquí el calificativo de ārta-bandhu, que significa «amigo de los afligidos». Como se explica en el Bhagavad-gītā, cuando alguien, después de ejecutar rigurosas austeridades en busca de conocimiento durante muchísimas vidas, se entrega a la Suprema Personalidad de Dios, llega al nivel del verdadero conocimiento y adquiere sabiduría. Al filósofo māyāvādī, que no se entrega a la Persona Suprema, se le considera falto de verdadero conocimiento. El devoto que tiene conocimiento perfecto no puede olvidar en ningún momento la deuda de gratitud que tiene con el Señor.