Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.30.15

Texto

āste ’vamatyopanyastaṁ
gṛha-pāla ivāharan
āmayāvy apradīptāgnir
alpāhāro ’lpa-ceṣṭitaḥ

Palabra por palabra

āste—permanece; avamatyā—sin consideración; upanyastam—lo que es puesto; gṛha-pālaḥ—un perro; iva—como; āharan—comer;āmayāvī—enfermo; apradīpta-agniḥ—con dispepsia; alpa—poco; āhāraḥ—comer; alpa—poca; ceṣṭitaḥ—su actividad.

Traducción

De este modo, permanece en el hogar como un perrito faldero, comiendo lo que, sin la menor consideración, le dan para comer. Aquejado de muchas enfermedades, como la dispepsia y la falta de apetito, solo toma pequeñas cantidades de alimento, y se convierte en un inválido que ya no puede trabajar en nada.

Significado

Antes de enfrentarse con la muerte, la persona tiene aseguradas la enfermedad y la invalidez, y, desdeñado por los miembros de su propia familia, su vida se vuelve peor que la de un perro, debido a las molestas dolencias que tiene que soportar. Las Escrituras védicas nos ordenan que, antes de llegar a tan miserable condición, debemos abandonar el hogar y morir sin que los miembros de la familia lo sepan. La muerte del hombre que abandona el hogar y muere sin que su familia lo sepa se considera gloriosa. Pero el hombre apegado a la familia quiere que, después de muerto, su familia lo lleve en una gran procesión. Él no podrá verlo, pero desea que su cuerpo sea pomposamente llevado en procesión. Es feliz de esta manera, sin ni siquiera saber adónde tiene que ir cuando abandone el cuerpo rumbo a su siguiente vida.