Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.21.56

Texto

athāpi pṛcche tvāṁ vīra
yad-arthaṁ tvam ihāgataḥ
tad vayaṁ nirvyalīkena
pratipadyāmahe hṛdā

Palabra por palabra

atha api—a pesar de todo esto; pṛcche—yo pregunto; tvām—a ti; vīra—¡oh, valiente rey!; yat-artham—el propósito; tvam—tú; iha—aquí; āgataḥ—hayas venido; tat—eso; vayam—nosotros; nirvyalīkena—sin ahorrar esfuerzos; pratipadyāmahe—cumpliremos; hṛdā—de todo corazón.

Traducción

A pesar de todo esto, ¡oh, valiente rey!, yo te pregunto por el propósito de tu visita. Sea lo que sea, no ahorraremos esfuerzos en satisfacerlo.

Significado

Cuando alguien va de visita a casa de un amigo, debe entenderse que le lleva algún fin específico. Kardama Muni pudo comprender que un rey tan importante como Svāyambhuva, aunque viajase para inspeccionar la situación de su reino, debía tener algún propósito especial para ir a su ermita. Así pues, se dispuso a satisfacer el deseo del rey. En la antigüedad era costumbre que los sabios visitasen a los reyes y que los reyes visitasen a los sabios en sus ermitas; ambos se alegraban de cumplir los propósitos del otro. Esa relación recíproca se denomina bhakti-kārya. Hay un verso que describe muy bien la relación de mutuo beneficio entre el brāhmaṇa y el kṣatriya (kṣatraṁ dvijatvam). Kṣatram significa «la orden real», y dvijatvam significa «la orden brahmínica». Ambas órdenes se beneficiaban mutuamente. La orden real protegía a los brāhmaṇas para favorecer el progreso espiritual de la sociedad, y los brāhmaṇas daban a la orden real sus valiosas instrucciones sobre cómo elevar gradualmente a los ciudadanos y al estado en la perfección espiritual.

Así terminan los significados de Bhaktivedanta correspondientes al capítulo vigesimoprimero del Canto Tercero del Śrīmad-Bhāgavatam, titulado: «Conversación entre Manu y Kardama».