Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 2.2.8

Texto

kecit sva-dehāntar-hṛdayāvakāśe
prādeśa-mātraṁ puruṣaṁ vasantam
catur-bhujaṁ kañja-rathāṅga-śaṅkha-
gadā-dharaṁ dhāraṇayā smaranti

Palabra por palabra

kecit—otros; sva-deha-antaḥ—dentro del cuerpo; hṛdaya-avakāśe—en la región del corazón; prādeśa-mātram—que mide solo veinte centímetros; puruṣam—la Personalidad de Dios; vasantam—que reside; catuḥ-bhujam—con cuatro manos; kañja—loto; ratha-aṅga—la rueda de una cuadriga; śaṅkha—caracola; gadā-dharam—y con una maza en la mano; dhāraṇayā—concibiendo de ese modo; smaranti—meditan en Él.

Traducción

Otros conciben a la Personalidad de Dios que reside en el cuerpo en la región del corazón y mide solo veinte centímetros, con cuatro manos, en las que lleva un loto, la rueda de una cuadriga, una caracola y una maza, respectivamente.

Significado

La omnipotente Personalidad de Dios reside como Paramātmā en el corazón de todas y cada una de las entidades vivientes. La medida de la Personalidad de Dios localizada se calcula como la distancia que hay entre el dedo anular y la punta del pulgar, es decir, más o menos veinte centímetros. La forma del Señor que se describe en este verso con la distribución de diferentes símbolos —comenzando desde la mano derecha inferior y yendo hasta la mano izquierda inferior, con el loto, la rueda de una cuadriga, la caracola y la maza, respectivamente— se denomina Janārdana, o la porción plenaria del Señor que controla a las masas. Hay muchas otras formas del Señor con variadas ubicaciones de los símbolos del loto, la caracola, etc., y a todas se las conoce por diferentes nombres, tales como Puruṣottama, Acyuta, Narasiṁha, Trivikrama, Hṛṣīkeśa, Keśava, Mādhava, Aniruddha, Pradyumna, Saṅkarṣaṇa, Śrīdhara, Vāsudeva, Dāmodara, Janārdana, Nārāyaṇa, Hari, Padmanābha, Vāmana, Madhusūdana, Govinda, Kṛṣṇa, Viṣṇumūrti, Adhokṣaja y Upendra. Estas veinticuatro formas de la Personalidad de Dios localizada son adoradas en diferentes partes del sistema planetario, y en cada sistema hay una encarnación del Señor que tiene un planeta Vaikuṇṭha diferente en el cielo espiritual, que se denomina el paravyoma. Hay muchos otros cientos y miles de diferentes formas del Señor, y todas y cada una de ellas tiene un planeta específico en el cielo espiritual, del cual este cielo material es tan solo un retoño fragmentario. El Señor existe como el puruṣa, o el disfrutador masculino, aunque no puede hacerse ninguna comparación entre Él y alguna forma masculina del mundo material. Pero todas esas formas son advaita, es decir no son diferentes entre sí, y cada una de ellas es joven eternamente. El joven Señor con cuatro manos está hermosamente adornado, tal como se describe a continuación.