Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 1.4.23

Texto

ta eta ṛṣayo vedaṁ
svaṁ svaṁ vyasyann anekadhā
śiṣyaiḥ praśiṣyais tac-chiṣyair
vedās te śākhino ’bhavan

Palabra por palabra

te—ellos; ete—todos estos; ṛṣayaḥ—sabios eruditos; vedam—los respectivos Vedas; svam svam—en las materias que se les había confiado a cada quien; vyasyan—dieron; anekadhā—muchos; śiṣyaiḥ—discípulos; praśiṣyaiḥ—discípulos de sus discípulos; tat-śiṣyaiḥ—discípulos de los discípulos de sus discípulos; vedāḥ te—seguidores de los Vedas respectivos; śākhinaḥ—diferentes ramas; abhavan—así se convirtieron en.

Traducción

A su vez, todos estos sabios eruditos les dieron a sus muchos discípulos, discípulos de sus discípulos, y discípulos de los discípulos de sus discípulos, los Vedas que les habían sido confiados, y así llegaron a existir las respectivas ramas de los seguidores de los Vedas.

Significado

Los Vedas son la fuente original del conocimiento. No existe ninguna rama del conocimiento, ni mundano ni trascendental, que no pertenezca al texto original de los Vedas. Estos simplemente han sido desarrollados y convertidos en diferentes ramas. Originalmente, los Vedas fueron presentados por profesores eminentes, respetables y eruditos. En otras palabras, el conocimiento védico, dividido en diferentes ramas por las diferentes sucesiones discipulares, ha sido distribuido por todas partes del mundo. Por consiguiente, nadie puede decir que posee un conocimiento independiente que está más allá de los Vedas.