Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 9.18.26

Texto

vṛṣaparvā tam ājñāya
pratyanīka-vivakṣitam
guruṁ prasādayan mūrdhnā
pādayoḥ patitaḥ pathi

Palabra por palabra

vṛṣaparvā—el rey de los demonios; tam ājñāya—al conocer las intenciones de Śukrācārya; pratyanīka—alguna maldición; vivakṣitam—que deseaba pronunciar; gurum—a su maestro espiritual, Śukrācārya; prasādayat—satisfizo inmediatamente; mūrdhnā—con la cabeza; pādayoḥ—a los pies; patitaḥ—se postró; pathi—en el camino.

Traducción

Cuando el rey Vṛṣaparvā supo que su guru, Śukrācārya, venía a su casa a castigarle o a maldecirle, le salió al encuentro y, en la misma calle, se postró a sus pies y le satisfizo, logrando así aplacar su ira.