Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 9.16.14

Texto

tad upaśrutya dūrasthā
hā rāmety ārtavat svanam
tvarayāśramam āsādya
dadṛśuḥ pitaraṁ hatam

Palabra por palabra

tat—ese llanto de Reṇukā; upaśrutya—al escuchar; dūra-sthāḥ—aunque estaban a mucha distancia; hā rāma—¡oh, Rāma!, ¡oh, Rāma!; iti—así; ārta-vat—lleno de dolor; svanam—el sonido; tvarayā—a toda prisa; āśramam—a la morada de Jamadagni; āsādya—yendo; dadṛśuḥ—vieron; pitaram—al padre; hatam—asesinado.

Traducción

El Señor Paraśurāma y los demás hijos de Jamadagni estaban bastante lejos de su hogar, pero, tan pronto como oyeron las voces de Reṇukā, que gritaba: «¡Oh, Rāma!, ¡oh, hijo mío!», regresaron al āśrama a toda prisa. Allí vieron que su padre había sido asesinado.