Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 8.21.28

Texto

taṁ baddhaṁ vāruṇaiḥ pāśair
bhagavān āha vāmanaḥ
naṣṭa-śriyaṁ sthira-prajñam
udāra-yaśasaṁ nṛpa

Palabra por palabra

tam—a él; baddham—que había sido arrestado de esa forma; vāruṇaiḥ pāśaiḥ—con las cuerdas de Varuṇa; bhagavān—la Suprema Personalidad de Dios; āha—dijo; vāmanaḥ—Vāmanadeva; naṣṭa-śriyam—a Bali Mahārāja, que había perdido su brillo corporal; sthira-prajñam—pero que se mantenía firme en su decisión; udāra-yaśasam—el muy magnánimo y famoso; nṛpa—¡oh, rey!

Traducción

¡Oh, rey!, la Suprema Personalidad de Dios, Vāmanadeva, habló entonces al muy magnánimo y famoso Bali Mahārāja, a quien había arrestado atándole con las cuerdas de Varuṇa. Aunque había perdido todo su brillo corporal, Bali Mahārāja permanecía firme en su determinación.

Significado

Si alguien pierde todo lo que posee, ve sin duda disminuido su brillo corporal. Pero Bali Mahārāja, aunque lo había perdido todo, se mantenía firme en su decisión de satisfacer a Vāmanadeva, la Suprema Personalidad de Dios. En elBhagavad-gītā, una persona con estas características recibe el calificativo de sthita-prajña. El devoto puro nunca se aparta del servicio del Señor, pese a todas las dificultades y obstáculos que la energía ilusoria pueda presentarle. Por lo general, la fama es para los hombres ricos y opulentos, pero Bali Mahārāja alcanzó una fama eterna por verse privado de todo lo que poseía. Esa es la misericordia especial de la Suprema Personalidad de Dios hacia Sus devotos. El Señor dice: yasyāham anugṛhṇāmi hariṣye tad-dhanaṁ śanaiḥ: Como primera muestra de Su favor especial, el Señor priva al devoto de todas sus posesiones. El devoto, sin embargo, no se perturba por ello, sino que prosigue con su servicio. La recompensa del Señor supera entonces ampliamente todo lo que cualquier hombre corriente pudiera imaginar.