Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 8.15.31

Texto

eṣa vipra-balodarkaḥ
sampraty ūrjita-vikramaḥ
teṣām evāpamānena
sānubandho vinaṅkṣyati

Palabra por palabra

eṣaḥ—este (Bali Mahārāja); vipra-bala-udarkaḥ—que prospera gracias al poder brahmínico de que ha sido dotado;samprati—en la actualidad; ūrjita-vikramaḥ—sumamente poderoso; teṣām—de los mismos brāhmaṇaseva—en verdad;apamānena—con insulto; sa-anubandhaḥ—con amigos y asistentes; vinaṅkṣyati—será vencido.

Traducción

Bali Mahārāja se ha vuelto muy poderoso gracias a las bendiciones de los brāhmaṇas, pero más tarde les insultará, y tanto él como sus amigos y asistentes serán vencidos.

Significado

Indra y Bali Mahārāja eran enemigos. Por esa razón, cuando Bṛhaspati, el maestro espiritual de los semidioses, predijo que Bali Mahārāja insultaría a los mismos brāhmaṇas que le habían dado aquel extraordinario poder, y que entonces sería vencido, es natural que los enemigos de Bali sintiesen una enorme ansiedad por saber cuando llegaría ese momento. Para tranquilizar al rey Indra, Bṛhaspati le aseguró que ese momento habría de llegar, sin duda alguna, pues Bṛhaspati podía ver que, en el futuro, Bali Mahārāja no acataría las instrucciones de Śukrācārya, prefiriendo satisfacer al Señor Viṣṇu, Vāmanadeva. Por supuesto, para avanzar en el cultivo de conciencia de Kṛṣṇa podemos correr todo tipo de riesgos. Con el deseo de complacer a Vāmanadeva, Bali Mahārāja se arriesgó a desobedecer las órdenes de su maestro espiritual, Śukrācārya, y debido a ello perdió todo lo que poseía. Sin embargo, gracias al servicio devocional ofrecido al Señor, Bali recibió mucho más de lo que él mismo hubiera podido esperar. Además, en el futuro, durante el octavo manvantāra, volvería a ocupar el trono de Indra.