Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 7.6.14

Texto

kuṭumba-poṣāya viyan nijāyur
na budhyate ’rthaṁ vihataṁ pramattaḥ
sarvatra tāpa-traya-duḥkhitātmā
nirvidyate na sva-kuṭumba-rāmaḥ

Palabra por palabra

kuṭumba—de los miembros de la familia; poṣāya—para mantener; viyat—disminuir; nija-āyuḥ—su tiempo de vida; na—no; budhyate—entiende; artham—el interés o propósito de la vida; vihatam—arruinado; pramattaḥ—enloquecido por las condiciones materiales; sarvatra—en todas partes; tāpa-traya—por las tres clases de miserias (adhyātmika, adhidaivika y adhibhautika); duḥkhita—afligido; ātmā—él mismo; nirvidyate—se llena de remordimientos; na—no; sva-kuṭumba-rāmaḥ—disfrutando con el simple hecho de mantener a los miembros de la familia.

Traducción

La persona demasiado apegada no puede entender que está desperdiciando su valiosa vida en el esfuerzo de mantener a su familia. Ni tampoco logra entender que su vida humana, cuyo objetivo es la comprensión de la Verdad Absoluta, se está arruinando imperceptiblemente. Sin embargo, pone muchísima atención en evitar que se administre mal ni un solo céntimo. Así, la persona apegada a la existencia material siempre está sufriendo a causa de las tres miserias; en ella, sin embargo, no se despierta el sentimiento de aversión por la existencia material.

Significado

El necio no comprende los valores de la vida humana, ni se da cuenta de que está desperdiciando su preciosa vida en el intento de mantener a los miembros de su familia. Es experto en calcular hasta los más pequeños gastos, pero es tan necio que no sabe cuánto dinero está perdiendo, incluso desde el punto de vista material. Cāṇakya Paṇḍita dice que un instante de vida no se puede comprar ni con millones de dólares. El necio, sin embargo, desperdicia esa preciosa vida sin saber lo que está perdiendo, incluso desde el punto de vista económico. La persona materialista es experta en calcular costos y hacer negocios, pero no comprende que, por falta de conocimiento, está desperdiciando su preciosa vida. Aunque sufre constantemente debido a las tres miserias, no tiene la inteligencia necesaria para poner fin a ese modo de vida materialista.