Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 7.13.23

Texto

tathāpi brūmahe praśnāṁs
tava rājan yathā-śrutam
sambhāṣaṇīyo hi bhavān
ātmanaḥ śuddhim icchatā

Synonyms

tathāpi — aun así; brūmahe — voy a responder; praśnān — todas las preguntas; tava — tuyas; rājan — ¡oh, rey!; yathā-śrutam — como he aprendido de las autoridades; sambhāṣaṇīyaḥ — interlocutor idóneo; hi — en verdad; bhavān — tú; ātmanaḥ — del ser; śuddhim — purificación; icchatā — por el que desea.

Translation

Mi querido rey, aunque tú lo sabes todo, me has planteado algunas preguntas, que trataré de responderte conforme a lo que he aprendido escuchando a las autoridades. No puedo guardar silencio acerca de esto, pues una personalidad como tú es el interlocutor ideal para quien desea la purificación del ser.

Purport

SIGNIFICADO: Las personas santas no tienen deseo de hablar con todo el mundo, pues son graves y silenciosas. Por lo general, el hombre corriente no necesita de consejos, y la persona santa no debe dirigirse a él a menos que le vea dispuesto a recibir instrucciones. A veces, sin embargo, las personas santas hablan a los hombres corrientes, haciendo gala de su gran bondad. Pero Prahlāda Mahārāja no era un hombre común y corriente; por lo tanto, incluso una personalidad grande y excelsa hubiera tenido que responder a cualquier pregunta que él plantease. Por esa razón, el brāhmaṇa santo no permaneció en silencio, sino que se dispuso a responder. Pero no dio respuestas de su propia invención. Esto se indica con las palabras yathā-śrutam, que significan «como he escuchado de las autoridades». En el sistema de paramparā, cuando las preguntas son genuinas, las respuestas también lo son. Es necesario citar los śāstras y dar respuestas conforme al conocimiento védico. Los Vedas reciben el nombre de śruti, porque el conocimiento que contienen se recibe de las autoridades. Las afirmaciones de los Vedas se denominan śruti-pramāṇa. Debemos citar el testimonio delśruti, es decir, de los Vedas, las Escrituras védicas; de ese modo, nuestras afirmaciones serán correctas. De lo contrario, nuestras palabras serán producto de la invención mental.