Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 6.3.28

Texto

tān ānayadhvam asato vimukhān mukunda-
pādāravinda-makaranda-rasād ajasram
niṣkiñcanaiḥ paramahaṁsa-kulair asaṅgair
juṣṭād gṛhe niraya-vartmani baddha-tṛṣṇān

Palabra por palabra

tān—a ellos; ānayadhvam—traigan ante mí; asataḥ—no devotos (los que no han emprendido el cultivo de conciencia de Kṛṣṇa); vimukhān—que se han puesto en contra; mukunda—de Mukunda, la Suprema Personalidad de Dios; pāda-aravinda—de los pies de loto; makaranda—de la miel; rasāt—el sabor; ajasram—continuamente; niṣkiñcanaiḥ—por personas completamente libres del apego material; paramahaṁsa-kulaiḥ—por los paramahaṁsas, las personas más excelsas; asaṅgaiḥ—que no sienten apego material; juṣṭāt—que se disfruta; gṛhe—a la vida familiar; niraya-vartmani—la senda que lleva al infierno; baddha-tṛṣṇān—cuyos deseos están atados.

Traducción

Los paramahaṁsas son personas excelsas que no ven ningún atractivo en el disfrute material y que beben la miel de los pies de loto del Señor. Mis queridos sirvientes, tráiganme, para que las castigue, solamente a las personas que sientan aversión por el sabor de esa miel, que no se relacionen con paramahaṁsas y que estén apegadas a la vida familiar y al disfrute mundano, que constituyen la senda del infierno.

Significado

Tras advertir a los yamadūtas que no se acerquen a los devotos, Yamarāja les indica ahora a quiénes deben llevar ante él. Específicamente, les aconseja que solo han de ser llevadas a su tribunal las personas materialistas apegadas a la vida familiar sin otro objetivo que el disfrute sexual. Como se afirma en el Śrīmad-Bhāgavatamyan maithunādi-gṛhamedhi-sukham hi tuccham: La gente está apegada a la vida familiar solo por el disfrute sexual. Viven en el agobio constante de sus muchas ocupaciones materiales, y su única felicidad consiste en que, después de una jornada de trabajo agotador, por la noche duermen ó se entregan a la vida sexual. Nidrayā hriyate naktaṁ vyavāyena ca vā vayaḥ: Por la noche, los casados materialistas duermen y se entregan a la vida sexual. Divā cārthehayā rājan kuṭumba-bharaṇena vā: Durante el día, salen en busca de dinero, y cuando lo consiguen, lo gastan en mantener a su familia. Yamarāja indica a sus sirvientes que son ese tipo específico de personas las que deben ser llevadas ante él para recibir su castigo, y no los devotos, que siempre lamen la miel de los pies de loto del Señor, que son ecuánimes con todos y que, debido a la compasión que sienten por todas las entidades vivientes, tratan de predicar el cultivo de conciencia de Kṛṣṇa. Los devotos no están expuestos al castigo de Yamarāja; pero a las personas que no tienen información acerca del cultivo de conciencia de Kṛṣṇa, no les servirá de protección su vida material de supuesto disfrute familiar. El Śrīmad-Bhāgavatam (2.1.4) dice:

dehāpatya-kalatrādiṣv
ātma-sainyeṣv asatsv api
teṣāṁ pramatto nidhanaṁ
paśyann api na paśyati

Esas personas se complacen en pensar que sus naciones, comunidades o familias podrán protegerlas, sin saber que todos esos soldados falibles serán destruidos con el paso del tiempo. En conclusión, debemos buscar la compañía de las personas que se ocupan en servicio devocional las veinticuatro horas del día.