Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 5.16.8

Texto

uttarottareṇelāvṛtaṁ nīlaḥ śvetaḥ śṛṅgavān iti trayo ramyaka-hiraṇmaya-kurūṇāṁ varṣāṇāṁ maryādā-girayaḥ prāg-āyatā ubhayataḥ kṣārodāvadhayo dvi-sahasra-pṛthava ekaikaśaḥ pūrvasmāt pūrvasmād uttara uttaro daśāṁśādhikāṁśena dairghya eva hrasanti.

Synonyms

uttara-uttareṇa ilāvṛtam — yendo cada vez más hacia el norte desde Ilāvṛta-varṣa; nīlaḥ — Nīla; śvetaḥ — Śveta; śṛṅgavān — Śṛṅgavān; iti — así; trayaḥ — tres montañas; ramyaka — Ramyaka; hiraṇmaya — Hiraṇmaya; kurūṇām — de la división Kuru; varṣāṇām — de los varṣas; maryādā-girayaḥ — las montañas que marcan los límites; prāk-āyatāḥ — extendidas por el lado este; ubhayataḥ — hacia el este y el oeste; kṣāroda — al océano de agua salada; avadhayaḥ — extendiéndose hasta; dvi-sahasra-pṛthavaḥ — de dos mil yojanas de ancho; eka-ekaśaḥ — una tras otra; pūrvasmāt — que la anterior; pūrvasmāt — que la anterior; uttaraḥ — más al norte; uttaraḥ — más al norte; daśa-aṁśa-adhika-aṁśena — con una décima parte de la anterior; dairghyaḥ — en longitud; eva — en verdad; hrasanti — se acortan.

Translation

Junto a Ilāvṛta-varṣa, y según se avanza en dirección al norte, aparecen tres montañas, Nīla, Śveta y Śṛṅgavān, que delimitan los tres varṣas llamados Ramyaka, Hiraṇmaya y Kuru, y los separan entre sí. Esas montañas tienen una anchura de 2 000 yojanas [26 000 kilómetros], y se extienden longitudinalmente hacia el este y hacia el oeste hasta tocar las playas del océano de agua salada. Yendo de sur a norte, la longitud de cada montaña es la décima parte de la anterior; en altura, sin embargo, son iguales.

Purport

SIGNIFICADO: Con respecto a esto, Madhvācārya cita los siguientes versos del Brahmāṇḍa Purāṇa:

yathā bhāgavate tūktaṁ
bhauvanaṁ kośa-lakṣaṇam
tasyāvirodhato yojyam
anya-granthāntare sthitam
maṇḍode puraṇaṁ caiva
vyatyāsaṁ kṣīra-sāgare
rāhu-soma-ravīṇāṁ ca
maṇḍalād dvi-guṇoktitām
vinaiva sarvam unneyaṁ
yojanābhedato ’tra tu

Estos versos indican que, junto con el Sol y la Luna, existe un planeta invisible que recibe el nombre de Rāhu. Los movimientos de Rāhu son la causa de los eclipses de Sol y de Luna. Nuestra opinión es que probablemente las expediciones que actualmente tratan de llegar a la Luna, por error, aterrizan en Rāhu.