Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.8.29

Texto

parituṣyet tatas tāta
tāvan-mātreṇa pūruṣaḥ
daivopasāditaṁ yāvad
vīkṣyeśvara-gatiṁ budhaḥ

Palabra por palabra

parituṣyet—debe sentirse satisfecha; tataḥ—por lo tanto; tāta—mi querido niño; tāvat—hasta esa; mātreṇa—cualidad; pūruṣaḥ—una persona; daiva—destino; upasāditam—ofrecido por; yāvat—como; vīkṣya—ver; īśvara-gatim—el proceso del Supremo; budhaḥ—la persona inteligente.

Traducción

El proceso de la Suprema Personalidad de Dios es muy maravilloso. La persona inteligente debe aceptar ese proceso y sentirse satisfecha con las cosas favorables y desfavorables que Su voluntad suprema le depare.

Significado

El gran sabio Nārada instruyó a Dhruva Mahārāja diciéndole que hay que sentirse satisfecho en toda circunstancia. Toda persona inteligente debe saber que nuestro concepto corporal de la existencia nos ata al sufrimiento y al disfrute. A quien está en la posición trascendental, más allá del concepto corporal de la vida, se le considera inteligente. Para el devoto, los reveses de la fortuna son bendiciones del Señor Supremo. Esa es una característica especial del devoto. Para él, el sufrimiento es misericordia de Dios; por ello, cuando le aflige el sufrimiento, ofrece reverencias al Señor con el cuerpo, la mente y el intelecto. La persona inteligente debe depender de la misericordia del Señor, y sentirse siempre satisfecha.