Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.5.11

Texto

amarṣayitvā tam asahya-tejasaṁ
manyu-plutaṁ durnirīkṣyaṁ bhru-kuṭyā
karāla-daṁṣṭrābhir udasta-bhāgaṇaṁ
syāt svasti kiṁ kopayato vidhātuḥ

Palabra por palabra

amarṣayitvā—después de hacer que se irritase; tam—a él (el Señor Śiva); asahya-tejasam—con una refulgencia insoportable; manyu-plutam—lleno de ira; durnirīkṣyam—que no se podía mirar; bhru-kuṭyā—con el movimiento de sus cejas; karāla-daṁṣṭrābhiḥ—con sus espantosos dientes; udasta-bhāgaṇam—habiendo dispersado los cuerpos luminosos; syāt—iba a haber; svasti—buena fortuna; kim—cómo; kopayataḥ—causando la ira (del Señor Śiva); vidhātuḥ—de Brahmā.

Traducción

El gigantesco hombre negro mostró sus espantosos dientes. Con los movimientos de sus cejas, los cuerpos luminosos del cielo se dispersaron, y con su refulgencia, de cegadora intensidad, hizo que su brillo se difuminase. Por la mala conducta que Dakṣa había mostrado, ni siquiera su padre, el Señor Brahmā, se hubiera salvado de aquella inmensa manifestación de ira.