Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.30.5

Texto

suparṇa-skandham ārūḍho
meru-śṛṅgam ivāmbudaḥ
pīta-vāsā maṇi-grīvaḥ
kurvan vitimirā diśaḥ

Palabra por palabra

suparṇa—de Garuḍa, el portador del Señor Viṣṇu; skandham—el lomo; ārūḍhaḥ—sentado sobre; meru—de la montaña llamada Meru; śṛṅgam—en la cima; iva—como; ambudaḥ—una nube; pīta-vāsāḥ—vestido con ropas amarillas; maṇi-grīvaḥ—con Su cuello adornado con la joya Kaustubha; kurvan—hacer; vitimirāḥ—libre de oscuridad; diśaḥ—en todas direcciones.

Traducción

La Personalidad de Dios, montado sobre Garuḍa, parecía una nube posada en la cima del monte Meru. El cuerpo trascendental de la Personalidad de Dios estaba cubierto con atractivas ropas de color amarillo, y Su cuello estaba adornado con la joya Kaustubha-maṇi. La refulgencia corporal del Señor disipaba toda la oscuridad del universo.

Significado

Como se afirma en el Caitanya-caritāmṛta (Madhya 22.31):

kṛṣṇa — sūrya-sama; māyā haya andhakāra
yāhāṅ kṛṣṇa, tāhāṅ nāhi māyāra adhikāra

El Señor es como el refulgente Sol. Por esa razón, en presencia de la Suprema Personalidad de Dios no puede haber ni oscuridad ni ignorancia. En realidad, el universo es oscuro, y si en él hay luz es debido a la presencia del Sol, pero el Sol y la Luna solo reflejan la refulgencia del cuerpo del Señor Supremo. En el Bhagavad-gītā (7.8), el Señor dice: prabhāsmi śaśi-sūryayoḥ: «Yo soy la energía luminosa del Sol y de la Luna». La conclusión es que la refulgencia corporal de la Suprema Personalidad de Dios es el origen de toda la vida. Esto se confirma también en la Brahma-saṁhitā: yasya prabhā prabhavato jagad-aṇḍa-koṭi. La iluminación que emana de la refulgencia del cuerpo de la Suprema Personalidad de Dios elimina por completo toda oscuridad.