Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.23.18

Texto

taṁ sarva-guṇa-vinyāsaṁ
jīve māyāmaye nyadhāt
taṁ cānuśayam ātma-stham
asāv anuśayī pumān
jñāna-vairāgya-vīryeṇa
svarūpa-stho ’jahāt prabhuḥ

Synonyms

tam — a Él; sarva-guṇa-vinyāsam — el depositario de todas las cualidades; jīve — a las identificaciones falsas; māyā-maye — el depositario de todas las potencias; nyadhāt — situó; tam — esa; ca — también; anuśayam — identificación falsa; ātma-stham — desde el plano de la autorrealización; asau — él; anuśayī — la entidad viviente; pumān — el disfrutador; jñāna — conocimiento; vairāgya — renunciación; vīryeṇa — con la facultad de; svarūpa-sthaḥ — estar situado en la propia posición constitucional; ajahāt — regresó al hogar; prabhuḥ — el controlador.

Translation

Pṛthu Mahārāja ofreció entonces toda la identificación falsa de la entidad viviente al controlador supremo de la energía ilusoria. Una vez libre de todas las identificaciones falsas que atrapan a la entidad viviente, mediante el conocimiento y el desapego, y con la fuerza espiritual de su servicio devocional, alcanzó la libertad. De este modo, situado en su posición constitucional consciente de Kṛṣṇa, abandonó el cuerpo como un prabhu, aquel que controla sus sentidos.

Purport

SIGNIFICADO: Como se afirma en los Vedas, la Suprema Personalidad de Dios es la fuente de la energía material. En consecuencia, Él recibe a veces el nombre de māyā-maya, es decir, «la Persona Suprema, que puede crear Sus pasatiempos mediante Su potencia llamada energía material». La energía material atrapa a la jīva, la entidad viviente individual, por la suprema voluntad de la Suprema Personalidad de Dios. En el Bhagavad-gītā (18.61), entendemos:

īśvaraḥ sarva-bhūtānāṁ
hṛd-deśe ’rjuna tiṣṭhati
bhrāmayan sarva-bhūtāni
yantrārūḍhāni māyayā

Īśvara, la Suprema Personalidad de Dios, está en el corazón de todas las almas condicionadas, y por Su voluntad suprema, la entidad viviente, el alma individual, obtiene la facultad de enseñorearse de la naturaleza material en distintas clases de cuerpos, que reciben el nombre de yantra, es decir, el vehículo móvil que ofrece la energía material total, māyā. Tanto la entidad viviente individual (jīva) como el Señor, están situados dentro de la energía material, pero el Señor dirige los movimientos del alma jīva ofreciéndole distintas clases de cuerpos por medio de la energía material; de ese modo, la entidad viviente vaga por los universos en diversas formas corporales, y se enreda en diversidad de situaciones, participando de las reacciones de actividades fruitivas.

Con el aumento de su conocimiento espiritual (jñāna), y la renunciación a los deseos materiales, Pṛthu Mahārāja se llenó de poder espiritual y se convirtió en un prabhu, un amo de sus sentidos (que en otras ocasiones recibe los nombre de gosvāmī o svāmī). Esto significa que había dejado de estar bajo el control de la influencia de la energía ilusoria. Aquel que es lo bastante fuerte como para abandonar la influencia de la energía material, recibe el nombre de prabhu. En este verso es también muy significativa la palabra svarūpa-sthaḥ. La verdadera identidad del alma individual consiste en comprender, o llegar a saber, que es el sirviente eterno de Kṛṣṇa. Esa comprensión se denomina svarūpopalabdhi. Mediante el cultivo de servicio devocional, el devoto gradualmente llega a comprender su verdadera relación con la Suprema Personalidad de Dios. Esa comprensión de la propia posición espiritual pura se denomina svarūpopalabdhi; desde ese plano, el devoto puede entender su relación con la Suprema Personalidad de Dios, bien sea como sirviente, amigo, padre o amante conyugal. Ese nivel de comprensión se denomina svarūpa-sthaḥ. Pṛthu Mahārāja comprendió ese svarūpa a la perfección; en los versos finales quedará claro que él abandonó personalmente este mundo, o su cuerpo, montado en una cuadriga enviada desde Vaikuṇṭha.

En este verso también es significativa la palabra prabhu. Como antes se explicó, la persona completamente autorrealizada y que actúa conforme a esa posición puede recibir el nombre de prabhu. El maestro espiritual recibe el nombre de «Prabhupāda», porque es un alma plenamente autorrealizada. La palabra pāda significa «posición», y Prabhupāda indica que se le confiere la posición de prabhu, la posición de la Suprema Personalidad de Dios, porque actúa como representante de la Suprema Personalidad de Dios. Solo un prabhu, alguien que controla sus sentidos, puede actuar como maestro espiritual, con la autorización del prabhu supremo, el Señor Kṛṣṇa. Śrīla Viśvanātha Cakravartī Ṭhākura, en sus versos de alabanza al maestro espiritual, escribe:

sākṣād-dharitvena samasta-śāstrair
uktas tathā bhāvyata eva sadbhiḥ

«Se debe honrar al maestro espiritual tanto como al Señor Supremo, porque él es el sirviente más íntimo del Señor». Así pues, Pṛthu Mahārāja también puede recibir el nombre de Prabhupāda, o, como se explica en este verso, el nombre de prabhu. Con respecto a esto, podría plantearse otra pregunta: Si Pṛthu Mahārāja era una encarnación del poder de la Suprema Personalidad de Dios, un śaktyāveśa-avatāra, entonces, ¿por qué tuvo que seguir los principios regulativos para llegar a ser prabhu? Habiendo aparecido en la Tierra como rey ideal, tenía el deber de instruir a sus súbditos en la ejecución del servicio devocional. Por esa razón, y a fin de enseñar a los demás, siguió todos los principios regulativos del servicio devocional. De manera similar, Caitanya Mahāprabhu, aunque era el propio Kṛṣṇa, nos enseñó la forma en que un devoto debe relacionarse con Kṛṣṇa. Está escrito: āpani ācari’ bhakti śikhāinu sabāre. El Señor Caitanya Mahāprabhu enseñó a los demás el proceso del servicio devocional dando ejemplo Él mismo, con Sus propias acciones. De la misma manera, Pṛthu Mahārāja, a pesar de ser una encarnación śaktyāveśa-avatāra, se comportó exactamente como un devoto a fin de llegar a la posición de prabhu. Además de esto, svarūpa-sthaḥ significa «liberación completa». Como se dice en el Bhāgavatam (2.10.6): hitvānyathā-rūpaṁ svarūpeṇa vyavasthitiḥ: Cuando una entidad viviente abandona las actividades de māyā y alcanza la posición desde la que puede ejecutar servicio devocional, su estado se denomina svarūpa-sthaḥ, liberación completa.