Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.22.12

Texto

svāgataṁ vo dvija-śreṣṭhā
yad-vratāni mumukṣavaḥ
caranti śraddhayā dhīrā
bālā eva bṛhanti ca

Synonyms

su-āgatam — bienvenida; vaḥ — a ustedes; dvija-śreṣṭhāḥ — los mejores entre los brāhmaṇas; yat — cuyos; vratāni — votos; mumukṣavaḥ — de personas que desean la liberación; caranti — se comportan; śraddhayā — con gran fe; dhīrāḥ — controlados; bālāḥ — niños; eva — como; bṛhanti — observan; ca — también.

Translation

Mahārāja Pṛthu ofreció su bienvenida a los cuatro Kumāras, tratándoles de príncipes entre los brāhmaṇas y diciendo: Han observado estrictamente los votos de celibato desde el mismo momento de nacer, y a pesar de su experiencia en el sendero de la liberación, se conservan como niños pequeños.

Purport

SIGNIFICADO: La importancia específica de los Kumāras es que eran brahmacārīs y llevaban una vida de celibato desde su nacimiento. Se conservaban como niños de cuatro o cinco años, por que llegar a la adolescencia puede ocurrir que los sentidos se perturben y resulte difícil mantener el celibato. Por esa razón, los Kumāras optaron voluntariamente por permanecer con cuerpos de niño, pues en la infancia la atracción sexual no perturba los sentidos. Ese es el sentido de la vida de los Kumāras, y teniéndolo en cuenta, Pṛthu Mahārāja se dirigió a ellos llamándolos «los mejores entre los brāhmaṇas». No solo habían nacido como los hijos del mejor brāhmaṇa (el Señor Brahmā), sino que además aquí reciben el tratamiento de dvija-śreṣṭhāḥ «los mejores entre los brāhmaṇas», debido a que también eran vaiṣṇavas. Como ya hemos explicado, ellos encabezan su propia sampradāya, una cadena de sucesión discipular que ha llegado incluso hasta nuestros días con el nombre de Nimbārka-sampradāya y es una de las cuatro sampradāyas de los ācāryas vaiṣṇavas. Mahārāja Pṛthu, apreciando la posición de los Kumāras, reconoció en particular el hecho de que mantuviesen el voto de brahmacarya desde el mismo comienzo de sus vidas. Expresó también su gran apreció por el vaiṣṇavismo, dirigiéndose a los Kumāras con el tratamiento de vaiṣṇava-śreṣṭhāḥ. En otras palabras, todo el mundo debe ser respetuoso con los vaiṣṇavas, sin considerar su procedencia o nacimiento. Vaiṣṇave jāti-buddhiḥ: nadie debe de hacer consideraciones con respecto a la cuna de un vaiṣṇava. El vaiṣṇava siempre es el mejor de los brāhmaṇas, y siempre se le debe ofrecer el mayor respeto, no solo por ser brāhmaṇa, sino por ser el mejor de los brāhmaṇas.