Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.19.23

Texto

yāni rūpāṇi jagṛhe
indro haya-jihīrṣayā
tāni pāpasya khaṇḍāni
liṅgaṁ khaṇḍam ihocyate

Palabra por palabra

yāni—todas aquellas que; rūpāṇi—formas; jagṛhe—adoptó; indraḥ—el rey del cielo; haya—el caballo; jihīrṣayā—con deseo de robar; tāni—todas esas; pāpasya—de actividades pecaminosas; khaṇḍāni—signos; liṅgam—el símbolo; khaṇḍam—la palabra khaṇḍa; iha—aquí; ucyate—se dice.

Traducción

Todos los disfraces de mendicante que Indra adoptó debido a su deseo de apoderarse del caballo eran símbolos de la filosofía atea.

Significado

La civilización védica señala que la orden de sannyāsa es uno de los elementos esenciales del proyecto de la institución varṇāśrama. La orden de sannyāsa debe adoptarse de conformidad con el sistema de paramparā establecido por los ācāryas. Sin embargo, en la actualidad, muchos supuestos sannyāsīs o mendicantes no entienden qué significa ser consciente de Dios. Esa clase de sannyāsa tuvo su origen en Indra, que sentía celos de Mahārāja Pṛthu, y lo que Indra originó se reproduce ahora, en la era de Kali. En esta era, prácticamente no hay ningún sannyāsī genuino. Nadie puede hacer innovaciones en el modo de vida védico; quien, por malicia, así lo haga, debe ser considerado un pāṣaṇḍī, un ateo. En el Vaiṣṇava Tantra se dice:

yas tu nārāyaṇaṁ devaṁ
brahma-rudrādi-daivataiḥ
samatvenaiva vīkṣeta
sa pāṣaṇḍī bhaved dhruvam

Aunque es algo prohibido, hay muchos pāṣaṇḍīs que acuñan términos como daridra-nārāyaṇa y svāmi-nārāyaṇa, a pesar de que ni siquiera grandes semidioses como Brahmā y Śiva pueden equiparse a Nārāyaṇa.