Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.17.23

Texto

yavasaṁ jagdhy anudinaṁ
naiva dogdhy audhasaṁ payaḥ
tasyām evaṁ hi duṣṭāyāṁ
daṇḍo nātra na śasyate

Palabra por palabra

yavasam—hierba verde; jagdhi—comes; anudinam—diariamente; na—nunca; eva—ciertamente; dogdhi—produces; audhasam—en la ubre; payaḥ—leche; tasyām—cuando una vaca; evam—de este modo; hi—ciertamente; duṣṭāyām—siendo ofensiva; daṇḍaḥ—castigo; na—no; atra—aquí; na—no; śasyate—se aconseja.

Traducción

Aunque comes hierba verde cada día, no llenas tus ubres con leche para que nosotros podamos utilizarla. Por lo tanto, aunque hayas adoptado la forma de una vaca, no puede decirse que no merezcas el castigo, pues estás cometiendo ofensas intencionadamente.

Significado

La vaca come pasto verde, y llena sus ubres con leche suficiente como para que los vaqueros puedan ordeñarla. La finalidad de los yajñas (sacrificios) es que haya suficientes nubes que derramen agua sobre la Tierra. La palabra payaḥ puede referirse tanto a la leche como al agua. Siendo uno de los semidioses, el planeta Tierra recibía su parte de los yajñas, es decir, estaba comiendo hierba verde, pero a cambio no producía suficientes cereales, o lo que es lo mismo, no llenaba sus ubres de leche. Por lo tanto, esa ofensa justificaba el castigo con que la amenazaba Pṛthu Mahārāja.