Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.29.16

Texto

mad-dhiṣṇya-darśana-sparśa-
pūjā-stuty-abhivandanaiḥ
bhūteṣu mad-bhāvanayā
sattvenāsaṅgamena ca

Palabra por palabra

mat—Mi; dhiṣṇya—estatua; darśana—ver; sparśa—tocar; pūjā—adorar; stuti—orar a; abhivandanaiḥ—por ofrecer reverencias; bhūteṣu—en todas las entidades vivientes; mat—de Mí; bhāvanayā—con pensamiento; sattvena—por la modalidad de la bondad; asaṅgamena—con desapego; ca—y.

Traducción

Regularmente, el devoto debe ver Mis estatuas en el templo, tocar Mis pies de loto, y ofrecer oraciones y artículos de adoración. Debe verlo todo con espíritu de renunciación, desde el plano de la modalidad de la bondad, y ver que toda entidad viviente es espiritual.

Significado

La adoración en el templo es uno de los deberes del devoto. Se recomienda especialmente a los neófitos, pero los que son avanzados no deben dejarla de lado. El neófito y el devoto avanzado perciben la presencia del Señor en el templo de distinta manera. Para el neófito, el arcā-vigraha (la estatua del Señor) es diferente de la Personalidad de Dios original; considera que es una representación del Señor Supremo en forma de Deidad. Pero el devoto avanzado acepta a la Deidad que está en el templo como la Suprema Personalidad de Dios. No ve diferencia alguna entre la forma original del Señor y la estatua que está en el templo, la forma arcā del Señor. Esa es la visión del devoto cuyo servicio devocional está en la más elevada etapa de bhāva, amor por Dios, mientras que la adoración en el templo del neófito es una cuestión de deber rutinario.

La adoración de Deidades en el templo es una de las funciones del devoto. Él va regularmente a ver la Deidad hermosamente adornada; y con veneración y respeto toca los pies de loto del Señor y Le presenta ofrendas de adoración, como frutas, flores y oraciones. Al mismo tiempo, para avanzar en el servicio devocional, el devoto debe ver a las demás entidades vivientes como chispas espirituales, partes integrales del Señor Supremo. El devoto debe ofrecer su respeto a toda entidad viviente que tenga una relación con el Señor. En su origen, como partes integrales del Señor, todas las entidades vivientes están relacionadas con Él, y el devoto, por lo tanto, debe tratar de ver que todas las entidades vivientes están en el mismo nivel espiritual de existencia. Como se afirma en el Bhagavad-gītā, la visión del paṇḍita (el erudito) no hace diferencias entre el doctobrāhmaṇa, el śūdra, el cerdo, el perro y la vaca. No ve el cuerpo, que solamente es la envoltura externa. No ve la envoltura del brāhmaṇa, de la vaca o del cerdo. Ve la chispa espiritual, la parte integral del Señor Supremo. Prākṛta-bhakta, devoto materialista, es el devoto que no ve a toda entidad viviente como parte integral del Señor Supremo. No está perfectamente situado en el plano espiritual; más bien se encuentra en la etapa más baja de la devoción. Con la Deidad, sin embargo, es completamente respetuoso.

A pesar de ver a todas las entidades vivientes en el nivel espiritual de existencia, el devoto no está interesado en relacionarse con todas. No vamos a abrazar a un tigre simplemente porque sea parte integral del Señor Supremo y porque tenga una relación espiritual con Él. Solamente debemos relacionarnos con personas conscientes de Kṛṣṇa.

Debemos hacer amistad y ser especialmente respetuosos con las personas avanzadas en el proceso de conciencia de Kṛṣṇa. Es indudable que las demás entidades vivientes son partes integrales del Señor Supremo, pero como no son avanzadas en el proceso de conciencia de Kṛṣṇa, pues su conciencia todavía está cubierta, debemos renunciar a su compañía. Viśvanātha Cakravartī Ṭhākura ha dicho que si un vaiṣṇava tiene mal carácter, debemos evitar incluso su compañía, aunque puede ofrecérsele el respeto debido como vaiṣṇava. Se considera vaiṣṇava a cualquiera que acepte a Viṣṇu como Suprema Personalidad de Dios, pero un vaiṣṇava debe cultivar todas las buenas cualidades de los semidioses.

Śrīdhara Svāmī comenta el significado exacto de la palabra sattvena explicando que es sinónima de dhairyeṇa, «paciencia». El servicio devocional debe ejecutarse con mucha paciencia. Uno o dos intentos fallidos no deben llevarnos a abandonarlo. Debemos continuar. Śrī Rūpa Gosvāmī confirma también que hay que ser muy entusiasta y ejecutar servicio devocional con paciencia y confianza. Para adquirir la confianza de que «ciertamente Kṛṣṇa va a aceptarme, porque me estoy ocupando en servicio devocional», hace falta paciencia. Para tener el éxito asegurado basta con ejecutar servicio conforme a las reglas y regulaciones.