Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 2.5.15

Texto

nārāyaṇa-parā vedā
devā nārāyaṇāṅgajāḥ
nārāyaṇa-parā lokā
nārāyaṇa-parā makhāḥ

Synonyms

nārāyaṇa — el Señor Supremo; parāḥ — es la causa y está destinado a; vedāḥ — conocimiento; devāḥ — los semidioses; nārāyaṇa — el Señor Supremo; aṅga-jāḥ — manos asistentes; narāyaṇa — la Personalidad de Dios; parāḥ — por el bien de; lokāḥ — los planetas; nārāyaṇa — el Señor Supremo; parāḥ — tan solo para complacerlo a Él; makhāḥ — todo sacrificio.

Translation

Las Escrituras védicas las hace el Señor Supremo y apuntan a Él, los semidioses también tienen la función de servir al Señor como partes de Su cuerpo, los diferentes planetas también existen por el bien del Señor, y los diferentes sacrificios se realizan tan solo para complacerlo a Él.

Purport

SIGNIFICADO: De acuerdo con los Vedānta-sūtras (śāstra-yonitvāt), el Señor Supremo es el autor de todas las Escrituras reveladas, y todas las Escrituras reveladas están hechas para conocer al Señor Supremo. Veda significa «conocimiento que conduce al Señor». Los Vedas están hechos tan solo para despertar la olvidada conciencia de las almas condicionadas, y toda literatura que no esté destinada a despertar conciencia de Dios, es rechazada de inmediato por los devotos nārāyaṇa-para. Esos engañadores libros de conocimiento, que no tienen a Nārāyaṇa como su objetivo, no son en absoluto de conocimiento, sino que son lugares de recreo para cuervos que están interesados en los rechazados desperdicios del mundo. Todo libro de conocimiento (ciencia o arte) debe conducir hacia el conocimiento de Nārāyaṇa; de lo contrario, debe ser rechazado. Esa es la manera de avanzar en conocimiento. Nārāyaṇa es la Suprema Deidad adorable. La adoración de los semidioses se recomienda en forma secundaria a la de Nārāyaṇa, debido a que los semidioses son manos asistentes en el manejo de los asuntos del universo. Así como se respeta a los oficiales de un reino debido a su relación con el rey, los semidioses son adorados debido a su relación con el Señor. La adoración de los semidioses está desautorizada cuando carece de la relación con el Señor (avidhi-pūrvakam), tal como es incorrecto regar las hojas y ramas de un árbol, y no regar su raíz. Por lo tanto, los semidioses también dependen de Nārāyaṇa. Los lokas o diferentes planetas, son atractivos debido a que poseen diferentes variedades de vida y bienaventuranza que representan parcialmente el sac-cid-ānanda-vigraha. Todo el mundo quiere la vida eterna de bienaventuranza y conocimiento. En el mundo material, una eterna vida así de bienaventuranza y conocimiento, se consigue progresivamente en los planetas superiores, pero después de llegar ahí uno siente inclinación por lograr un progreso adicional en el sendero que conduce de vuelta a Dios. La duración de la vida, con una cantidad proporcional de bienaventuranza y conocimiento, puede ser aumentada de un planeta a otro. Uno puede aumentar la duración de la vida hasta miles y cientos de miles de años en diferentes planetas, pero en ninguna parte existe vida eterna. Pero aquel que puede alcanzar el planeta más elevado, el de Brahmā, puede aspirar a alcanzar los planetas del cielo espiritual, donde la vida es eterna. Por lo tanto, el viaje progresivo de un planeta a otro culmina al alcanzar el planeta supremo del Señor (mad-dhāma), donde la vida es eterna y plena de bienaventuranza y conocimiento. Todas las diferentes clases de sacrificio se realizan tan solo para satisfacer al Señor Nārāyaṇa con miras a alcanzarlo a Él, y el mejor sacrificio que se recomienda en esta era de Kali, es el saṅkīrtana-yajña, el soporte principal del servicio devocional de un devoto nārāyaṇa-para.