Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 10.1.56

Texto

atha kāla upāvṛtte
devakī sarva-devatā
putrān prasuṣuve cāṣṭau
kanyāṁ caivānuvatsaram

Palabra por palabra

atha—a continuación; kāle—con el paso del tiempo; upāvṛtte—cuando llegó el momento; devakī—Devakī, la esposa de Vasudeva, el padre de Kṛṣṇa; sarva-devatā—Devakī, ante quien aparecieron todos los semidioses y el propio Dios en persona; putrān—hijos; prasuṣuve—dio a luz; ca—y; aṣṭau—ocho; kanyāṁ ca—y una hija llamada Subhadrā; eva—en verdad; anuvatsaram—año tras año.

Traducción

A partir de entonces, Devakī, la madre de Dios y de todos los semidioses, tuvo un hijo cada año. Con el paso del tiempo, llegó a tener, uno tras otro, ocho hijos y una hija, que se llamó Subhadrā.

Significado

A veces se glorifica al maestro espiritual con las palabras sarva-devamayo guruḥ (Bhāg. 11.7.27). Por la gracia del guru, el maestro espiritual, podemos entender que hay diferentes clases de devas. La palabra deva se refiere a Dios, la Suprema Personalidad de Dios, que es la fuente original de todos los semidioses, que también reciben el nombre de devas. En el Bhagavad-gītā (10.2), el Señor dice: aham ādir hi devānām: «Yo soy el origen de todos los devas». El Señor Supremo, Viṣṇu, la Persona Original, Se expande en diversas formas. Tad aikṣata bahu syām (Chāndogya Upaniṣad 6.2.3). Él, que es uno, Se expande en muchos. Advaitam acyutam anādim ananta-rūpam (Brahma-saṁhitā 5.33). Hay distintos niveles de formas, denominadas svāṁśa y vibhinnāṁśa. Las expansiones svāṁśaviṣṇu-tattva, son la Suprema Personalidad de Dios, mientras que las vibhinnāṁśa son jīva-tattva, partes integrales del Señor(mamaivāṁśo jīva-loke jīva-bhūtaḥ sanātanaḥ). Cuando aceptamos a Kṛṣṇa como Suprema Personalidad de Dios y Le adoramos, de modo natural adoramos también a todas las partes y expansiones del Señor. Sarvārhaṇam acyutejyā (Bhāg. 4.31.14). Kṛṣṇa recibe el nombre de Acyuta (senayor ubhayor madhye rathaṁ sthāpaya me 'cyuta). Cuando adoramos a Acyuta, Kṛṣṇa, al mismo tiempo estamos adorando también a todos los semidioses. No es necesaria ninguna otra adoración, ni de los viṣṇu-tattvas ni de las jīva-tattvas. Cuando nos concentramos en Kṛṣṇa, adoramos a todos los seres. Por esa razón, madre Devakī, que fue madre de Kṛṣṇa, recibe el nombre de sarva-devatā.