Skip to main content

CC Antya-līlā 9.65

Texto

āji tāre jagannātha karilā rakṣaṇa
kāli ke rākhibe, yadi nā dibe rāja-dhana?

Palabra por palabra

āji—hoy; tāre—a él; jagannātha—el Señor Jagannātha; karilā rakṣaṇa—ha protegido; kāli—mañana; ke rākhibe—quién protegerá; yadi—si; nā dibe—no paga; rāja-dhana—el dinero del rey.

Traducción

«Por hoy Jagannātha le ha salvado de la muerte, pero ¿quién le protegerá mañana, si de nuevo no paga lo que debe al tesoro?

Significado

Ciertamente, la Suprema Personalidad de Dios protegerá al devoto que, por accidente, cometa un acto pecaminoso. En la Bhagavad-gītā (9.30-31), el Señor dice:

api cet su-durācārobhajate mām ananya-bhāk
sādhur eva sa mantavyaḥ
saṁyag vyavasito hi saḥ
kṣipraṁ bhavati dharmātmāśaśvac-chāntiṁ nigacchati
kaunteya pratijānīhi
na me bhaktaḥ praṇaśyati

«Aunque alguien cometa los actos más abominables, si está ocupado en servicio devocional, debe ser considerado un santo, pues está correctamente situado en su determinación. Pronto vuelve a la virtud y alcanza una paz duradera. ¡Oh, hijo de Kuntī!, declara osadamente que Mi devoto nunca perece». Sin embargo, si un devoto comete actividades pecaminosas a propósito y de forma continuada, con la esperanza de que Kṛṣṇa le proteja, Kṛṣṇa no le protegerá. Por esa razón, Śrī Caitanya Mahāprabhu dice: «Kāli ke rākhibe, yadi nā dibe rāja-dhana?, hoy Jagannātha ha salvado a Gopīnātha Paṭṭanāyaka de que el rey le matase, pero ¿quién le protegerá si mañana vuelve a cometer la misma ofensa?». Śrī Caitanya Mahāprabhu advierte así a todos esos devotos necios de que Jagannātha no les protegerá si continúan cometiendo ofensas.