Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 9.15.41

Texto

rājño mūrdhābhiṣiktasya
vadho brahma-vadhād guruḥ
tīrtha-saṁsevayā cāṁho
jahy aṅgācyuta-cetanaḥ

Palabra por palabra

rājñaḥ—del rey; mūrdha-abhiṣiktasya—que es reconocido como emperador; vadhaḥ—matar; brahma-vadhāt—que matar a un brāhmaṇa; guruḥ—más grave; tīrtha-saṁsevayā—por adorar los lugares sagrados; ca—también; aṁhaḥ—el acto pecaminoso; jahi—limpia; aṅga—¡oh, mi querido hijo!; acyuta-cetanaḥ—siendo completamente consciente de Kṛṣṇa.

Traducción

Mi querido hijo, matar a un rey que es emperador es un pecado más grave que matar a un brāhmaṇa. Pero si ahora te vuelves consciente de Kṛṣṇa y adoras los lugares sagrados, podrás expiar ese gran pecado.

Significado

La persona que se entrega sin reservas a la Suprema Personalidad de Dios se libera de todos sus pecados (ahaṁ tvāṁ sarva-pāpebhyo mokṣayiṣyāmi). Esto es así hasta para el mayor de los pecadores, desde el mismo día, o desde el preciso instante, en que se entrega sin reservas a Śrī Kṛṣṇa. Sin embargo, y para que sirviera de ejemplo, Jamadagni aconsejó a su hijo Paraśurāma que adorase los lugares sagrados. Una persona corriente no podrá entregarse inmediatamente a la Suprema Personalidad de Dios; por ello se le aconseja que viaje por diversos lugares sagrados para encontrarse con personas santas y así irse liberando de las reacciones pecaminosas.

Así terminan los significados de Bhaktivedanta correspondientes al capítulo decimoquinto del Canto Noveno del Śrīmad-Bhāgavatam, titulado «Paraśurāma, el avatāra guerrero».