Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 7.1.30

Texto

kāmād dveṣād bhayāt snehād
yathā bhaktyeśvare manaḥ
āveśya tad-aghaṁ hitvā
bahavas tad-gatiṁ gatāḥ

Palabra por palabra

kāmāt—de lujuria; dveṣāt—de odio; bhayāt—de temor; snehāt—de afecto; yathā—además de; bhaktyā—con devoción; īśvare—en el Supremo; manaḥ—la mente; āveśya—absorber; tat—de eso; agham—pecado; hitvā—abandonar; bahavaḥ—muchos;tat—de eso; gatim—senda de liberación; gataḥ—alcanzaron.

Traducción

Son muchísimas las personas que han alcanzado la liberación por el simple hecho de pensar en Kṛṣṇa con gran atención y abandonar las actividades pecaminosas. Esa gran atención puede deberse a deseos lujuriosos, sentimientos hostiles, temor, afecto o servicio devocional. Ahora explicaré cómo se recibe la misericordia de Kṛṣṇa por el simple hecho de concentrar la mente en Él.

Significado

Como se afirma en el Śrīmad-Bhāgavatam (10.33.39):

vikrīḍitaṁ vraja-vadhūbhir idaṁ ca viṣṇoḥ
śraddhānvito ’nuśṛṇuyād atha varṇayed yaḥ
bhaktiṁ parāṁ bhagavati pratilabhya kāmaṁ
hṛd-rogam āśv apahinoty acireṇa dhīraḥ

Los pasatiempos de Kṛṣṇa con las gopīs parecen tratar de relaciones lujuriosas, pero el oyente que los escuche con la debida sinceridad, verá desaparecer de su corazón los deseos de disfrute, que constituyen la enfermedad del corazón del alma condicionada, y de ese modo llegará a ser un devoto muy excelso del Señor. Y, si quien escucha acerca del lujurioso comportamiento de las gopīs con Kṛṣṇa se libera de los deseos lujuriosos, qué duda cabe de que las gopīs que fueron a ver a Kṛṣṇa también se liberaron de esos deseos. De manera similar, Śiśupāla y otros que sentían una gran envidia de Kṛṣṇa y pensaban en Él constantemente, también se liberaron de la envidia. Nanda Mahārāja y madre Yaśoda, llevados del afecto, estaban completamente absortos en conciencia de Kṛṣṇa. Cuando la mente, por una u otra razón, está completamente absorta en Kṛṣṇa, pronto desaparece su parte material, y se manifiesta la parte espiritual, la atracción por Kṛṣṇa. Con esto se confirma indirectamente que cuando alguien piensa en Kṛṣṇa con envidia, el simple hecho de pensar en Kṛṣṇa es suficiente para que se libere de todas las reacciones pecaminosas y, de ese modo, se convierta en un devoto puro. En el siguiente verso se dan ejemplos al respecto.