Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 6.9.1

Texto

śrī-śuka uvāca
tasyāsan viśvarūpasya
śirāṁsi trīṇi bhārata
soma-pīthaṁ surā-pītham
annādam iti śuśruma

Palabra por palabra

śrī-śukaḥ uvāca—Śrī Śukadeva Gosvāmī dijo; tasya—de él; āsan—había; viśvarūpasya—de Viśvarūpa, el sacerdote de los semidioses; śirāṁsi—cabezas; trīṇi—tres; bhārata—¡oh, Mahārāja Parīkṣit!; soma-pītham—empleada para beber somasurā-pītham—empleada para beber vino; anna-adam—empleada para comer;iti—así; śuśruma—he escuchado a través del sistema de paramparā.

Traducción

Śrī Śukadeva Gosvāmī continuó: Viśvarūpa, que hacía la función de sacerdote de los semidioses, tenía trescabezas. La primera la empleaba para beber soma-rasa, la segunda para beber vino, y la tercera para comer.¡Oh, rey Parīkṣit!, así lo he escuchado de las autoridades.

Significado

Nadie puede percibir directamente el reino celestial, con su rey y demás habitantes, ni verles realizar sus ocupaciones, pues nadie tiene acceso a los planetas celestiales. En nuestros días, los científicos han inventado muchos vehículos espaciales de gran potencia, pero ni siquiera pueden ir a la Luna, y mucho menos a otros planetas. La experiencia directa no permite descubrir nada que esté más allá de los límites de la percepción humana. Es necesario escuchar a las autoridades. Por eso Śukadeva Gosvāmī, una gran personalidad, dice: «Lo que te estoy explicando, ¡oh, rey!, lo he escuchado de fuentes autorizadas». Ese es el sistema védico. El conocimiento védico recibe el nombre de śruti, porque debe recibirse de las autoridades por medio de la escucha. Va más allá del falso ámbito de nuestro conocimiento experimental.