Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 6.16.59

Texto

smṛtvehāyāṁ parikleśaṁ
tataḥ phala-viparyayam
abhayaṁ cāpy anīhāyāṁ
saṅkalpād viramet kaviḥ

Palabra por palabra

smṛtvā—recordando; īhāyām—en el campo de las actividades con resultados fruitivos; parikleśam—la pérdida de energía y las circunstancias miserables; tataḥ—de eso; phala-viparyayam—lo opuesto al resultado deseado; abhayam—ausencia de temor; ca—también; api—en verdad; anīhāyām—cuaando no hay deseo de resultados fruitivos; saṅkalpāt—del deseo material; viramet—debe poner fin; kaviḥ—la persona avanzada en el conocimiento.

Traducción

Recordando que el campo de las actividades fruitivas está plagado de dificultades, y que el resultado que se obtiene de las acciones materiales es el opuesto al deseado, incluso si se trata de actividades frutivas recomendadas en las Escrituras védicas, el hombre inteligente debe poner fin al deseo de realizar actos fruitivos, pues con esos esfuerzos no se puede alcanzar el objetivo supremo de la vida. Por otra parte, quien actúa sin desear resultados fruitivos, es decir, quien se ocupa en actividades devocionales, puede alcanzar el objetivo supremo de la vida y verse libre de todas las miserias. Teniendo esto en cuenta, hay que poner fin a los deseos materiales.