Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 6.1.18

Texto

prāyaścittāni cīrṇāni
nārāyaṇa-parāṅmukham
na niṣpunanti rājendra
surā-kumbham ivāpagāḥ

Palabra por palabra

prāyaścittāni—procesos de expiación; cīrṇāni—muy bien realizados; nārāyaṇa-parāṅmukham—un no devoto; na niṣpunanti—no puede purificarse; rājendra—¡oh, rey!; surā-kumbham—una vasija de vino; iva—como; āpa-gāḥ—las aguas de los ríos.

Traducción

Mi querido rey, del mismo modo que una vasija de vino no se purifica ni después de lavarla en las aguas de muchos ríos, los no devotos no pueden purificarse mediante procesos de expiación, por muy bien que los realicen.

Significado

Para beneficiarse de los métodos de expiación, es necesario poseer, por lo menos, un poquito de devoción; delo contrario, no hay posibilidad de purificarse. Este verso deja bien claro que, sin un mínimo de devoción, quienes siguen los procesos de karma-kāṇḍa jñāna-kāṇḍa no podrán purificarse por el mero hecho de hacerlo. La palabra prāyaścittāni aparece en plural para referirse a las dos sendas, karma-kāṇḍa jñāna-kāṇḍa. En relación con esto, Narottama dāsa Ṭhākura dice: karma-kāṇḍa, jñāna-kāṇḍa, kevala viṣera bhāṇda; en ese verso compara las sendas de karma-kāṇḍa yjñāna-kāṇḍa con dos frascos de veneno. Las bebidas alcohólicas y el veneno entran en la misma categoría. Según este verso del Śrīmad-Bhāgavatam, la persona que ha escuchado durante mucho tiempo acerca de la senda del servicio devocional, pero sigue sin apegarse a ella y no es consciente de Kṛṣṇa, es como una vasija llena de vino. Sin un mínimo de servicio devocional, esa persona no podrá purificarse.