Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.28.61

Texto

māyā hy eṣā mayā sṛṣṭā
yat pumāṁsaṁ striyaṁ satīm
manyase nobhayaṁ yad vai
haṁsau paśyāvayor gatim

Synonyms

māyā — energía ilusoria; hi — ciertamente; eṣā — esta; mayā — por Mí; sṛṣṭā — creada; yat — de la cual; pumāṁsam — un varón; striyam — una mujer; satīm — casta; manyase — tú crees; na — no; ubhayam — ambos; yat — porque; vai — ciertamente; haṁsau — libre de la contaminación material; paśya — tan solo mira; āvayoḥ — nuestra; gatim — verdadera posición.

Translation

A veces te consideras un hombre, a veces una mujer casta, y a veces, un estéril eunuco. Todo ello se debe al cuerpo, que es una creación de la energía ilusoria. Esa energía ilusoria es Mi potencia, y en realidad, ambos, tú y Yo, somos identidades espirituales puras. Trata tan solo de entenderlo. Te estoy explicando cuál es nuestra verdadera posición.

Purport

SIGNIFICADO: La verdadera posición de la Suprema Personalidad de Dios y de la entidad viviente es cualitativamente la misma. El Señor Supremo es el Espíritu Supremo, la Superalma, y la entidad viviente es el alma espiritual individual. La identidad original de ambas es espiritual, pero la entidad viviente, cuando entra en contacto con la naturaleza material, olvida su identidad y queda condicionada. En ese entonces se identifica como producto de la naturaleza material. Debido al cuerpo material, olvida que es una parte integral eterna (sanātana) de la Suprema Personalidad de Dios. Esto se confirma de la siguiente manera: mamaivāṁśo jīva-loke jīva-bhūtaḥ sanātanaḥ. La palabra sanātana aparece en varios pasajes del Bhagavad-gītā. Tanto el Señor como la entidad viviente son sanātana (eternos), y más allá de la naturaleza material existe también un lugar que recibe este calificativo, sanātana. La verdadera residencia de Dios y de la entidad viviente es el ámbito de sanātana, no el mundo material. El mundo material es la energía temporal del Señor, Su energía externa, y la causa de que la entidad viviente se encuentre en él es que ha deseado imitar la posición de la Suprema Personalidad de Dios. En el mundo material, la entidad viviente trata de obtener de sus sentidos el máximo disfrute posible. Las actividades del alma condicionada en el mundo material se suceden eternamente en diversos tipos de cuerpos, pero cuando la entidad viviente adquiere una conciencia avanzada, debe tratar de corregir su situación, y de nuevo pasar a formar parte del mundo espiritual. El proceso para regresar al hogar, de vuelta a Dios, es el bhakti-yoga, que a veces se llama sanātana-dharma. En lugar de aceptar los deberes propios de una ocupación temporal basada en el cuerpo material, se debe adoptar el proceso de sanātana-dharma, o bhakti-yoga, para poner punto final al cautiverio perpetuo en cuerpos materiales y regresar al hogar, de vuelta a Dios. Mientras la sociedad humana actúe basándose en la identificación material falsa, todos los supuestos progresos de la ciencia y de la filosofía serán completamente inútiles. Solo servirán para descarriar a la sociedad humana. Andhā yathāndhair upanīyamānāḥ. En el mundo material, los ciegos guían a los ciegos.