Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.28.31

Texto

ekaikasyābhavat teṣāṁ
rājann arbudam arbudam
bhokṣyate yad-vaṁśa-dharair
mahī manvantaraṁ param

Palabra por palabra

eka-ekasya—de cada uno; abhavat—allí fueron; teṣām—de ellos; rājan—¡oh, rey!; arbudam—diez millones; arbudam—diez millones; bhokṣyate—se gobernó; yat—cuyos; vaṁśa-dharaiḥ—por descendientes; mahī—el mundo entero; manu-antaram—hasta el final de un manu; param—y después.

Traducción

Mi querido rey Prācīnabarhiṣat, los hijos de Malayadhvaja tuvieron muchos miles de hijos, que han estado protegiendo el mundo entero durante toda la vida de un manu, e incluso después.

Significado

En un día de Brahmā hay catorce manus. Un manvantara, el tiempo de vida de manu, son 71 veces 4 320 000 años. Cuando un manu muere, otro comienza su período de vida. Así transcurre el ciclo vital del universo. Como se confirma en el Bhagavad-gītā (4.1), el proceso de conciencia de Kṛṣṇa se transmite a cada nuevo manu:

śrī-bhagavān uvāca
imaṁ vivasvate yogaṁ
proktavān aham avyayam
vivasvān manave prāha
manur ikṣvākave ’bravīt

«La Personalidad de Dios, el Señor Śrī Kṛṣṇa, dijo: Yo enseñé esta ciencia imperecedera del yoga al dios del Sol, Vivasvān, y Vivasvān se la enseñó a Manu, el padre de la humanidad, y Manu, a su vez, se la enseñó a Ikṣvāku». Vivasvān, el dios del Sol, transmitió el Bhagavad-gītā a un manu, y ese manu la transmitió a su hijo, quien, a su vez, la hizo llegar al siguiente manu. Así pues, la propagación del proceso de conciencia de Kṛṣṇa nunca se interrumpe. Nadie debe pensar que el actual movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa es un movimiento nuevo. Como se confirma en el Bhagavad-gītā y en el Śrīmad-Bhāgavatam, es un movimiento antiquísimo, pues ha ido transmitiéndose de cada manu al siguiente.

Entre vaiṣṇavas, y debido a la identidad personal de cada uno, puede haber alguna diferencia de opinión; sin embargo, y a pesar de todas las diferencias personales, el culto de conciencia de Kṛṣṇa debe seguir adelante. Podemos ver que, en los últimos cien años, Śrīla Bhaktisiddhānta Sarasvatī Gosvāmī Mahārāja, siguiendo las instrucciones de Śrīla Bhaktivinoda Ṭhākura, comenzó a predicar el movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa de una forma organizada. Todos los discípulos de Śrīla Bhaktisiddhānta Sarasvatī Gosvāmī Mahārāja somos hermanos espirituales, y a pesar de algunas diferencias de opinión, y aunque no estamos actuando de común acuerdo, cada uno de nosotros está difundiendo el movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa conforme a su propia capacidad, e iniciando a muchos discípulos a fin de propagarlo por todo el mundo. En lo que a nosotros respecta, hemos fundado la Asociación Internacional para la Conciencia de Krishna, y muchos miles de europeos y americanos se han unido a nuestro movimiento. En verdad, se está propagando como un incendio. El culto de conciencia de Kṛṣṇa, que se basa en los nueve principios del servicio devocional (śravaṇaṁ kīrtanaṁ viṣṇoḥ smaraṇaṁ pāda-sevanam/ arcanaṁ vandanaṁ dāsyaṁ sakhyam ātma-nivedanam), nunca se detendrá. Seguirá adelante sin consideraciones de casta, credo, color o país. Nadie lo puede detener.

En este verso es muy importante la palabra bhokṣyate. Tal como un rey protege a sus súbditos, estos devotos, siguiendo los principios del servicio devocional, protegerán a toda la población mundial. En todo el mundo, la gente se está viendo acosada por svāmīs, yogīs, karmīs y jñānīs que, supuestamente, siguen principios religiosos; sin embargo, ninguno de ellos puede mostrar el modo correcto de elevarse hasta el plano espiritual. Básicamente, las escuelas que están difundiendo el servicio devocional por todo el universo son cuatro: la Rāmānuja-sampradāya, la Madhva-sampradāya, la Viṣṇusvāmi-sampradāya y la Nimbārka-sampradāya. De entre ellas, la Madhva-Gauḍīya-sampradāya procede del Señor Caitanya Mahāprabhu. Todos esos devotos están propagando el movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa por todo el mundo, protegiendo así a la gente inocente, que está confundida con tantos seudo avatāras, svāmīs, yogīs y demás.