Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.11.13

Texto

titikṣayā karuṇayā
maitryā cākhila-jantuṣu
samatvena ca sarvātmā
bhagavān samprasīdati

Synonyms

titikṣayā — con tolerancia; karuṇayā — con misericordia; maitryā — con amistad; ca — también; akhila — universal; jantuṣu — a las entidades vivientes; samatvena — con equilibrio; ca — también; sarva-ātmā — la Superalma; bhagavān — la Personalidad de Dios; samprasīdati — Se siente muy satisfecho.

Translation

El Señor está muy satisfecho con Su devoto cuando el devoto acoge a las demás personas con tolerancia, misericordia, amistad y ecuanimidad.

Purport

SIGNIFICADO: El devoto que ha llegado hasta la segunda etapa del servicio devocional tiene el deber de actuar conforme a este verso. En la vida devocional hay tres etapas. En la etapa más baja, el devoto solo se interesa por la Deidad del templo, y adora al Señor con gran devoción, siguiendo las reglas y regulaciones. En la segunda etapa, el devoto es consciente de su relación con el Señor, con los demás devotos, con las personas inocentes y con los envidiosos. Estos últimos, a veces maltratan a los devotos. Al devoto avanzado se le aconseja la tolerancia; debe mostrarse plenamente misericordioso con las personas ignorantes o inocentes. El devoto predicador tiene la misión de ser misericordioso con las personas inocentes, a las que puede elevar hasta el plano del servicio devocional. Todo el mundo, por su posición constitucional, es sirviente eterno de Dios. Por lo tanto, el devoto se ocupa en despertar la conciencia de Kṛṣṇa en toda la gente. Esa es su misericordia. En cuanto a sus tratos con devotos que son sus iguales, tiene el deber de hacer amistad con ellos. En general, debe ver que toda entidad viviente es parte del Señor Supremo. Las distintas entidades vivientes se presentan vestidas con distintos trajes, pero el Bhagavad-gītā nos enseña que la persona erudita tiene una visión ecuánime de todas las entidades vivientes. El Señor Supremo aprecia muchísimo ese comportamiento del devoto. Por eso se dice que la persona santa siempre es tolerante y misericordiosa; es amiga de todos, enemiga de nadie, y pacífica. Esas son algunas de las buenas cualidades del devoto.