Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.31.33

Texto

satyaṁ śaucaṁ dayā maunaṁ
buddhiḥ śrīr hrīr yaśaḥ kṣamā
śamo damo bhagaś ceti
yat-saṅgād yāti saṅkṣayam

Palabra por palabra

satyam—veracidad; śaucam—limpieza; dayā—misericordia; maunam—seriedad; buddhiḥ—inteligencia; śrīḥ—prosperidad; hrīḥ—decencia; yaśaḥ—fama; kṣamā—clemencia; śamaḥ—control de la mente; damaḥ—control de los sentidos; bhagaḥ—fortuna; ca—y; iti—de este modo; yat-saṅgāt—de la relación con quienes; yāti saṅkṣayam—se destruyen.

Traducción

Pierde toda su veracidad, limpieza, misericordia, seriedad, inteligencia espiritual, decencia, austeridad, fama, clemencia, control de la mente, control de los sentidos, fortuna y todas las demás cualidades favorables.

Significado

Los que son demasiado adictos a la vida sexual no pueden entender el sentido de la Verdad Absoluta, ni pueden adquirir hábitos de limpieza, ni tampoco, claro está, ser misericordiosos con los demás. No pueden ser serios, y no les interesa el objetivo supremo de la vida. Ese objetivo supremo es Kṛṣṇa, Viṣṇu, pero los que son demasiado adictos a la vida sexual no pueden entender que, en última instancia, lo que les interesa es volverse conscientes de Kṛṣṇa. Son personas sin sentido de la decencia, que, pretendiendo que «hacen el amor», se abrazan incluso en la calle o en los parques públicos, como los gatos y los perros. Son criaturas desdichadas que nunca podrán alcanzar prosperidad material. Su comportamiento de gatos y perros les mantiene en la misma posición que los gatos y los perros. No pueden mejorar sus condiciones materiales, y mucho menos, volverse famosas. Son personas necias, que incluso pueden llegar a hacer una exhibición de supuesto yoga, pero que no pueden controlar los sentidos y la mente, lo cual es el verdadero propósito de la práctica del yoga. Son personas que no pueden tener opulencia en la vida. En una palabra, son muy desdichadas.