Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.20.27

Texto

tvam ekaḥ kila lokānāṁ
kliṣṭānāṁ kleśa-nāśanaḥ
tvam ekaḥ kleśadas teṣām
anāsanna-padāṁ tava

Palabra por palabra

tvam—Tú; ekaḥ—solo; kila—en verdad; lokānām—de la gente; kliṣṭānām—afligida por las miserias; kleśa—las aflicciones; nāśanaḥ—aliviando; tvam ekaḥ—Tú solamente; kleśa-daḥ—que inflige sufrimientos; teṣām—a aquellos; anāsanna—que no se refugian; padām—pies; tava—Tus.

Traducción

Mi Señor, solo Tú puedes acabar con la aflicción de los que sufren, e infligir agonías a aquellos que nunca se refugian en Tus pies.

Significado

Las palabras kleśadas teṣām anāsanna-padāṁ tava indican que el Señor está pendiente de dos cosas. La primera es proteger a las personas que se refugian en Sus pies de loto, y la segunda es causar inconvenientes a aquellos que son siempre demoníacos y enemigos del Señor. La función de māyā es afligir a los no devotos. Aquí Brahmā dice: «Tú eres el protector de las almas entregadas; así pues, me entrego a Tus pies de loto. Por favor, protégeme de esos demonios».