Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.16.17

Texto

brahmaṇyasya paraṁ daivaṁ
brāhmaṇāḥ kila te prabho
viprāṇāṁ deva-devānāṁ
bhagavān ātma-daivatam

Palabra por palabra

brahmaṇyasya—del director supremo de la cultura brahmínica; param—más elevada; daivam—posición; brāhmaṇāḥ—los brāhmaṇas; kila—para enseñar a otros; te—Tus; prabho—¡oh, Señor!; viprāṇām—de los brāhmaṇas; deva-devānām—ser adorado por los semidioses; bhagavān—la Suprema Personalidad de Dios; ātma—el ser; daivatam—Deidad adorable.

Traducción

¡Oh, Señor! Tú eres el supremo director de la cultura brahmínica. El hecho de considerar que los brāhmaṇas están en la posición más elevada es Tu ejemplo para que otros aprendan. La realidad es que Tú eres la Deidad adorable suprema, no solo para los dioses, sino también para los brāhmaṇas.

Significado

En la Brahma-saṁhitā se afirma claramente que la Suprema Personalidad de Dios es la causa de toda causa. Indudablemente hay muchos semidioses, siendo los principales Brahmā y Śiva. Śrī Viṣṇu es el Señor de Brahmā y Śiva, y ni qué decir tiene que lo es también de los brāhmaṇas de este mundo material. Como se indica en el Bhagavad-gītā, el Señor Supremo es muy partidario de toda clase de actividades que se hagan siguiendo la cultura brahmínica, es decir, las cualidades de control de la mente y los sentidos, limpieza, tolerancia, fe en las Escrituras, y conocimiento práctico y teórico. El Señor es la Superalma de todos. En el Bhagavad-gītā se dice que el Señor es la fuente de todas las emanaciones; también es, entonces, el origen de Brahmā y Śiva.