Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 2.7.10

Texto

nābher asāv ṛṣabha āsa sudevi-sūnur
yo vai cacāra sama-dṛg jaḍa-yoga-caryām
yat pāramahaṁsyam ṛṣayaḥ padam āmananti
svasthaḥ praśānta-karaṇaḥ parimukta-saṅgaḥ

Synonyms

nābheḥ — por Mahārāja Nābhi; asau — la Personalidad de Dios; ṛṣabhaḥ — Ṛṣabha; āsa — se convirtió en; sudevi — Sudevī; sūnuḥ — el hijo de; yaḥ — quien; vai — ciertamente; cacāra — ejecutó; sama-dṛk — equilibrado; jaḍa — material; yoga-caryām — ejecución de yoga; yat — lo cual; pāramahaṁsyam — la etapa más elevada de la perfección; ṛṣayaḥ — los sabios eruditos; padam — situación; āmananti — aceptan; svasthaḥ — sereno en sí; praśānta — suspendidos; karaṇaḥ — los sentidos materiales; parimukta — perfectamente liberado; saṅgaḥ — contaminación material.

Translation

El Señor apareció como el hijo de Sudevī, la esposa del rey Nābhi, y fue conocido como Ṛṣabhadeva. Él ejecutó yoga materialista para equilibrar la mente. Esa etapa también se considera que es la situación más elevada y perfecta de la liberación, en la cual uno se encuentra situado en el propio yo y está completamente satisfecho.

Purport

SIGNIFICADO: De muchos tipos de ejecuciones místicas para la autorrealización, el proceso de jaḍa-yoga es también uno de los que aceptan las autoridades. Este jaḍa-yoga implica la práctica de volverse como una muda piedra y no ser afectado por las reacciones materiales. Así como una piedra es indiferente a toda clase de repetidos ataques de las situaciones externas, en forma similar, uno practica jaḍa-yoga por tolerar la voluntaria imposición de dolor sobre el cuerpo material. Esos yogīs, de entre muchos métodos de autocastigo, realizan la práctica de arrancarse los cabellos sin afeitarse y sin la ayuda de ningún instrumento. Pero el verdadero propósito de esa práctica de jaḍa-yoga es librarse de todo afecto material, y situarse por completo en el yo. El emperador Ṛṣabhadeva, en la última etapa de su vida, erraba como un loco mudo, sin ser afectado por todas las clases de maltratos corporales que recibiera. Los hombres y los niños poco inteligentes de la calle, al verlo como un loco, errando desnudo con una larga cabellera y una larga barba, solían escupirle y orinar sobre su cuerpo. Él solía yacer sobre su propio excremento sin nunca moverse. Pero el excremento de su cuerpo era fragante como el olor de flores fragantes, y las personas santas reconocían que era un paramahaṁsa, alguien que se encuentra en el estado más elevado de la perfección humana. Aquel que no es capaz de volver su excremento fragante, no debe, sin embargo, imitar al emperador Ṛṣabhadeva. La práctica de jaḍa-yoga le fue posible a Ṛṣabhadeva y otras personas del mismo nivel de perfección, pero una práctica tan poco común es imposible para el hombre ordinario.

El verdadero propósito de jaḍa-yoga, como se menciona aquí en este verso, es praśānta-karaṇaḥ, o el someter los sentidos. Todo el proceso de yoga, en cualquier categoría en que se encuentre, tiene como objeto controlar los desenfrenados sentidos materiales y, así pues, prepararlo a uno para la autorrealización. En esta era específicamente, ese jaḍa-yoga no puede tener ningún valor práctico, pero en cambio la práctica de bhakti-yoga es factible debido a que es justamente lo adecuado para esta era. El sencillo método de oír a la fuente correcta, el Śrīmad-Bhāgavatam, lo conducirá a uno a la etapa más elevada y perfecta del yoga. Ṛṣabhadeva era hijo del rey Nābhi y nieto del rey Āgnīdhra, y era el padre del rey Bharata, en cuyo honor el planeta Tierra recibió el nombre de Bharata-varṣa. La madre de Ṛṣabhadeva era también conocida como Merudevī, si bien aquí se la menciona con el nombre de Sudevī. Algunas veces se sugiere que Sudevī era otra esposa del rey Nābhi, pero como en alguna otra parte se menciona que el rey Ṛṣabhadeva era hijo de Merudevī, queda claro que Merudevī y Sudevī son la misma persona con diferentes nombres.