Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 10.4.41

Texto

viprā gāvaś ca vedāś ca
tapaḥ satyaṁ damaḥ śamaḥ
śraddhā dayā titikṣā ca
kratavaś ca hares tanūḥ

Palabra por palabra

viprāḥ—los brāhmaṇasgāvaḥ ca—y las vacas; vedāḥ ca—y el conocimiento védico; tapaḥ—la austeridad; satyam—la veracidad; damaḥ—el control de los sentidos; śamaḥ—el control de la mente; śraddhā—la fe; dayā—la misericordia; titikṣā—la tolerancia; ca—también; kratavaḥ ca—así como los sacrificios; hareḥtanūḥ—son las partes del cuerpo del Señor Viṣṇu.

Traducción

Los brāhmaṇas, las vacas, el conocimiento védico, la austeridad, la veracidad, el control de la mente y los sentidos, la fe, la misericordia, la tolerancia y el sacrificio son las partes que forman el cuerpo del Señor Viṣṇu, y son los elementos propios de la civilización divina.

Significado

Cuando ofrecemos reverencias a la Personalidad de Dios, decimos:

namo brahmaṇya-devāya
go-brāhmaṇa-hitāya ca
jagad-dhitāya kṛṣṇāya
govindāya namo namaḥ

Kṛṣṇa, cuando viene a establecer la verdadera perfección del orden social, protege personalmente a las vacas y a los brāhmaṇas (go-brāhmaṇa-hitāya ca). Ese es Su principal interés, pues, si las vacas y los brāhmaṇas no reciben protección, no puede haber civilización humana ni posibilidades de llevar una vida feliz y pacífica. Por esa razón, los asuras siempre desean matar a los brāhmaṇas y a las vacas. Especialmente en la era actual, Kali-yuga, la matanza de vacas se ha generalizado por todo el mundo, y, tan pronto como surge un movimiento que aspira a establecer la civilización brahmínica, la gente se rebela. A sus ojos, el movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa es una forma de «lavado de cerebro». ¿Qué felicidad pueden obtener esas personas envidiosas en su civilización sin Dios? La Suprema Personalidad de Dios les castiga manteniéndoles en las tinieblas vida tras vida, y haciéndoles caer cada vez más bajo en las espantosas condiciones de la vida infernal. El movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa ha dado inicio a una civilización brahmínica, pero los asuras hacen todo lo posible por detenerlo, sobre todo cuando trata de introducirse en Occidente. Sin embargo, debemos ser tolerantes e impulsar este movimiento para beneficio de la sociedad humana.