Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 10.2.8

Texto

devakyā jaṭhare garbhaṁ
śeṣākhyaṁ dhāma māmakam
tat sannikṛṣya rohiṇyā
udare sanniveśaya

Palabra por palabra

devakyāḥ—de Devakī; jaṭhare—dentro del vientre; garbham—el embrión; śeṣa-ākhyam—conocido con el nombre de Śeṣa, la expansión plenaria de Kṛṣṇa;dhāma—la expansión plenaria; māmakam—de Mí; tat—a Él; sannikṛṣya—atrayendo; rohiṇyāḥ—de Rohiṇī; udare—dentro del vientre; sanniveśaya—transfiere sin dificultad.

Traducción

En el vientre de Devakī Se encuentra Saṅkarṣaṇa, Śeṣa, Mi expansión parcial plenaria. Sin mayor dificultad, transfiérete al vientre de Rohiṇī.

Significado

La primera expansión plenaria de Kṛṣṇa es Baladeva, conocido también con el nombre de Śeṣa. La encarnación Śeṣa de la Suprema Personalidad de Dios sostiene el universo entero, y la madre eterna de esa encarnación es madre Rohiṇī. El Señor dijo a Yoga-māyā: «Como Yo voy a entrar en el vientre de Devakī, la encarnación Śeṣa Me ha precedido y lo ha dispuesto todo de forma que Yo pueda vivir allí. Ahora, Él debe entrar en el vientre de Rohiṇī, Su madre eterna».

En relación con esto, podría preguntarse cómo es posible que la Suprema Personalidad de Dios, que siempre está situado en el ámbito trascendental, entrase en el vientre de Devakī, donde antes habían entrado los seis asuras, los ṣaḍ-garbhas. ¿Significa esto que los ṣaḍ-garbhāsuras eran iguales al cuerpo trascendental de la Suprema Personalidad de Dios? Śrīla Viśvanātha Cakravartī Ṭhākura da la siguiente respuesta.

Toda la creación, así como sus partes individuales, son una expansión de la energía de la Suprema Personalidad de Dios. Por lo tanto, el Señor, aunque entre en el mundo material, en realidad no lo hace. Así lo explica Él personalmente en el Bhagavad-gītā (9.4-5):

mayā tatam idaṁ sarvaṁ
jagad avyakta-mūrtinā
mat-sthāni sarva-bhūtāni
na cāhaṁ teṣv avasthitaḥ
na ca mat-sthāni bhūtāni
paśya me yogam aiśvaram
bhūta-bhṛn na ca bhūta-stho
mamātmā bhūta-bhāvanaḥ

«Yo, en Mi forma no manifestada, estoy presente en todo el universo. Todos los seres están en Mí, pero Yo no estoy en ellos. Y, sin embargo, nada de lo que ha sido creado reposa en Mí. ¡He ahí Mi opulencia mística! Aunque Yo soy quien mantiene a todas las entidades vivientes, y aunque soy omnipresente, no soy parte de esta manifestación cósmica, pues Mi Ser es la fuente misma de la creación». Sarvaṁ khalv idaṁ brahma. Todo lo que existe es expansión de Brahman, de la Suprema Personalidad de Dios, y sin embargo no es cierto que todo sea el Dios Supremo; Él no está en todas partes. Aunque todo reposa en Él, al mismo tiempo no reposa en Él. Esto solo puede explicarse por medio de la filosofía acintya-bhedābheda-tattva. Sin embargo, esas verdades solo puede comprenderlas el devoto puro, pues el Señor dice en el Bhagavad-gītā (18.55): bhaktyā mām abhijānāti yāvān yaś cāsmi tattvataḥ: «Únicamente se Me puede comprender tal y como soy, como la Suprema Personalidad de Dios, por medio del servicio devocional». Aunque el Señor no puede ser entendido por las personas comunes, es necesario comprender este principio a partir de las afirmaciones de los śāstras.

El devoto puro está siempre situado en la posición trascendental debido a que se ocupa en los nueve procesos del bhakti-yoga (śravaṇaṁ kīrtanaṁ viṣṇoḥ smaranaṁ pāda-sevanam/ arcanaṁ vandanaṁ dāsyaṁ sakhyam ātma-nivedanam). Así situado en el plano del servicio devocional, el devoto, aunque esté en el mundo material, no está en el mundo material. Sin embargo, siempre abriga el temor de verse afectado por las muchísimas impurezas que resultan del contacto con el mundo material. Por esa razón, siempre está atento y temeroso, y eso hace que sus vínculos con la materia sean cada vez menores.

Symbolically, mother Devakī’s constant fear of Kaṁsa was purifying her. A pure devotee should always fear material association, and in this way all the asuras of material association will be killed, as the ṣaḍ-garbhāsuras were killed by Kaṁsa. It is said that from the mind, Marīci appears. In other words, Marīci is an incarnation of the mind. Marīci has six sons: Kāma, Krodha, Lobha, Moha, Mada and Mātsarya (lust, anger, greed, illusion, madness and envy). The Supreme Personality of Godhead appears in pure devotional service. This is confirmed in the Vedas: bhaktir evainaṁ darśayati. Only bhakti can bring one in contact with the Supreme Personality of Godhead. The Supreme Personality of Godhead appeared from the womb of Devakī, and therefore Devakī symbolically represents bhakti, and Kaṁsa symbolically represents material fear. When a pure devotee always fears material association, his real position of bhakti is manifested, and he naturally becomes uninterested in material enjoyment. When the six sons of Marīci are killed by such fear and one is freed from material contamination, within the womb of bhakti the Supreme Personality of Godhead appears. Thus the seventh pregnancy of Devakī signifies the appearance of the Supreme Personality of Godhead. After the six sons Kāma, Krodha, Lobha, Moha, Mada and Mātsarya are killed, the Śeṣa incarnation creates a suitable situation for the appearance of the Supreme Personality of Godhead. In other words, when one awakens his natural Kṛṣṇa consciousness, Lord Kṛṣṇa appears. This is the explanation given by Śrīla Viśvanātha Cakravartī Ṭhākura.