Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 1.11.3

Texto

tam upaśrutya ninadaṁ
jagad-bhaya-bhayāvaham
pratyudyayuḥ prajāḥ sarvā
bhartṛ-darśana-lālasāḥ

Palabra por palabra

tam—ese; upaśrutya—habiendo llegado a oír; ninadam—sonido; jagat-bhaya—el temor de la existencia material; bhaya-āvaham—el principio amenazador; prati—hacia; udyayuḥ—se dirigieron rápidamente; prajāḥ—los ciudadanos; sarvāḥ—todos; bhartṛ—el protector; darśana—audiencia; lālasāḥ—habiendo deseado así.

Traducción

Los ciudadanos de Dvārakā, al oír ese sonido que en el mundo material amenaza al temor personificado, comenzaron a correr hacia el Señor rápidamente, tan solo para tener una muy anhelada audiencia con Él, quien es el protector de todos los devotos.

Significado

Como ya se explicó, los ciudadanos de Dvārakā que vivían en la época en que el Señor Kṛṣṇa se encontraba presente, eran todos almas liberadas que descendieron allí junto a Él como parte de Su séquito. Todos estaban muy ansiosos de tener una audiencia con el Señor, si bien debido al contacto espiritual nunca se habían separado de Él. Así como las gopīs de Vṛndāvana solían pensar en Kṛṣṇa mientras Él se hallaba fuera de la aldea cuidando las vacas, así mismo todos los ciudadanos de Dvārakā se sumergían en pensamientos acerca del Señor, mientras Él se hallaba fuera de Dvārakā asistiendo a la batalla de Kurukṣetra. Un distinguido escritor de ficción de Bengala concluyó que el Kṛṣṇa de Vṛndāvana, el de Mathurā y el de Dvārakā eran personalidades diferentes. Desde el punto de vista histórico no hay nada de cierto en esa conclusión. El Kṛṣṇa de Kurukṣetra y el Kṛṣṇa de Dvārakā son una misma y única personalidad.

Los ciudadanos de Dvārakā se hallaban, pues, en un estado de melancolía, a causa de que el Señor se encontraba ausente de la trascendental ciudad, de la misma manera en que nosotros nos ponemos melancólicos de noche ante la ausencia del sol. El sonido con que el Señor Kṛṣṇa se anunció, fue algo así como el anuncio de la salida del sol por la mañana. De manera que con la salida del sol Kṛṣṇa todos los ciudadanos de Dvārakā se despertaron de un estado de sopor, y todos se apresuraron hacia Él, solo para tener una audiencia. Los devotos del Señor no reconocen a nadie más como protector.

Ese sonido del Señor es idéntico a Él, como hemos tratado de explicar por medio de la posición no dual del Señor. La existencia material de nuestra condición actual está llena de temor. De los cuatro problemas de la existencia material —es decir, la comida, el techo, el temor y la pareja—, el problema del temor nos ocasiona más dificultades que los otros. Siempre estamos temerosos, porque ignoramos cual será el siguiente problema. Toda la existencia material está llena de problemas, y, en consecuencia, el problema del temor siempre se destaca. Ello se debe a nuestra asociación con la energía ilusoria del Señor, conocida como māyā o energía externa. Sin embargo, todo el temor se disipa en cuanto aparece el sonido del Señor, representado por Su santo nombre, tal como lo entonaba el Señor Śrī Caitanya Mahāprabhu en las siguientes dieciséis palabras:

Hare Kṛṣṇa, Hare Kṛṣṇa, Kṛṣṇa Kṛṣṇa, Hare Hare/
Hare Rāma, Hare Rāma, Rāma Rāma, Hare Hare

Podemos aprovechar estos sonidos y quedar libres de todos los amenazadores problemas de la existencia material.