Skip to main content

CC Madhya-līlā 8.246

Texto

‘kīrti-gaṇa-madhye jīvera kon baḍa kīrti?’
‘kṛṣṇa-bhakta baliyā yāṅhāra haya khyāti’

Palabra por palabra

kīrti-gaṇa-madhye—de entre las actividades gloriosas; jīvera—de la entidad viviente; kon—cuál; baḍa—la más grande; kīrti—gloria; kṛṣṇa-bhakta—el devoto del Señor Kṛṣṇa; baliyā—como; yāṅhāra—de quien; haya—hay; khyāti—la reputación.

Traducción

Śrī Caitanya Mahāprabhu preguntó entonces a Rāmānanda Rāya: «De entre todas las actividades gloriosas, ¿cuál es la más gloriosa?».

Significado

Rāmānanda Rāya contestó: «La persona que es famosa por ser devoto del Señor Kṛṣṇa disfruta de la fama y la gloria más elevadas».

La mejor reputación de que puede gozar un ser viviente es la de ser devoto de Kṛṣṇa y actuar con conciencia de Kṛṣṇa. En el mundo material, todos tratamos de ser famosos por tener una gran cuenta bancaria o acumular grandes opulencias materiales. Entre los karmīs, hay una constante competición por progresar en una sociedad rica. El mundo entero gira en función de esa actitud competitiva. Pero la fama y el renombre que de ello se derivan son temporales, pues sólo duran mientras existe el cuerpo material temporal. También es posible lograr la fama como brahma-jñānī, como erudito impersonalista, o llegar a ser una persona materialmente opulenta. En cualquier caso, la fama así obtenida es inferior a la fama del devoto de Kṛṣṇa. En el Garuḍa Purāṇa se dice:

kalau bhāgavataṁ nāmadurlabhaṁ naiva labhyate
brahma-rudra-padotkṛṣṭaṁ
guruṇā kathitaṁ mama

«En la era de Kali, la fama de quien es conocido por ser un gran devoto no es nada frecuente. Esa posición es, sin embargo, superior a la de los grandes semidioses como Brahmā y Mahādeva. Ésa es la opinión de todos los maestros espirituales».

En el Itihāsa-samuccaya, Nārada dice a Puṇḍarīka:

janmāntara-sahasreṣuyasya syād buddhir īdṛśī
dāso ’haṁ vāsudevasya
  sarvāḻ lokān samuddharet

«La persona que, después de muchísimas vidas, llega a comprender que es el sirviente eterno de Vāsudeva, puede liberar todos los mundos».

En el Ādi Purāṇa, en una conversación entre Kṛṣṇa y Arjuna, se dice: bhaktānām anugacchanti muktayaḥ śrutibhiḥ saha: «La posición liberada más sublime procede del conocimiento védico. Todo el mundo sigue los pasos del devoto». De forma similar, en el Bṛhan-nāradīya Purāṇa, se afirma además: adyāpi ca muni-śreṣṭhā brahmādyā api devatāḥ: «Hasta este momento, ni siquiera los grandes semidioses como Brahmā y el Señor Śiva conocían la influencia del devoto». Y en el Garuḍa Purāṇa dice:

brāhmaṇānāṁ sahasrebhyaḥsatra-yājī viśiṣyate
satra-yājī-sahasrebhyaḥ
sarva-vedānta-pāragaḥ
sarva-vedānta-vit-koṭyāviṣṇu-bhakto viśiṣyate
vaiṣṇavānāṁ sahasrebhya
ekānty eko viśiṣyate

«Está escrito que, de entre miles de brāhmaṇas, tal vez uno esté cualificado para celebrar sacrificios, y que, de entre los miles de brāhmaṇas cualificados que son expertos en ofrendas de sacrificio, tal vez un brāhmaṇa erudito haya llegado más allá del conocimiento védico. A él se le considera el mejor de entre todos esos brāhmaṇas. Aun así, de entre miles de brāhmaṇas que han superado el conocimiento védico, tal vez uno sea un viṣṇu-bhakta, y esa persona es sumamente famosa. De entre muchos miles de vaiṣṇavas como él, el más famoso es el que está completamente establecido en el servicio del Señor Kṛṣṇa. En verdad, la persona que está consagrada por completo al servicio del Señor, va de regreso al hogar, de vuelta a Dios».

En el Śrīmad-Bhāgavatam (3.13.4), encontramos también la siguiente afirmación:

śrutasya puṁsāṁ sucira-śramasya
nanv añjasā sūribhir īḍito ’rthaḥ
tat-tad-guṇānuśravaṇaṁ mukunda-
pādāravindaṁ hṛdayeṣu yeṣām

La persona que, después de enormes esfuerzos, llega a poseer una gran erudición en las Escrituras védicas adquiere, sin duda, mucha fama. Sin embargo, es ciertamente superior el que siempre está escuchando y cantando dentro de su corazón las glorias de los pies de loto de Mukunda».

El Nārāyaṇa-vyūha-stava dice:

nāhaṁ brahmāpi bhūyāsaṁtvad-bhakti-rahito hare
tvayi bhaktas tu kīṭo ’pi
bhūyāsaṁ janma-janmasu

«No aspiro a nacer como brahmā, si ese brahmā no es devoto del Señor. Me sentiría satisfecho de nacer como un simple insecto, si se me diera la oportunidad de vivir en casa de un devoto».

En el Śrīmad-Bhāgavatam hay muchos versos parecidos, en especial: 3.25.38, 4.24.29, 4.31.22, 7.9.24 y 10.14.30

Fue el Señor Śiva quien dijo: «Yo no conozco la verdad acerca de Kṛṣṇa, pero el devoto del Señor Kṛṣṇa conoce toda la verdad. De entre todos los devotos del Señor Kṛṣṇa, Prahlāda es el más grande».

 Por encima de Prahlāda, están los Pāṇḍavas, que son aún más avanzados. Los miembros de la dinastía Yadu son aún más avanzados y están por encima de los Pāṇḍavas. En la dinastía Yadu, Uddhava es el devoto más avanzado, y por encima de Uddhava están las doncellas de Vraja-dhāma, las gopīs.

En el Bṛhad-vāmana Purāṇa, el Señor Brahmā dice a Bhṛgu:

ṣaṣṭi-varṣa-sahasrāṇimayā taptaṁ tapaḥ purā
nanda-gopa-vraja-strīṇāṁ
pāda-reṇūpalabdhaye

«Yo me sometí a meditación y austeridades durante sesenta mil años sin otro objeto que comprender el polvo de los pies de loto de las gopīs. Pero, aun así, no logré entenderlo. Y por no hablar sólo de mí, ni siquiera el Señor Śiva, el Señor Śeṣa y la diosa de la fortuna, Lakṣmī, lograron entenderlo».

En el Ādi Purāṇa, la propia Suprema Personalidad de Dios dice:

na tathā me priyatamobrahmā rudraś ca pārthiva
na ca lakṣmīr na cātmā ca
yathā gopī-jano mama

«Ni el Señor Brahmā, ni el Señor Śiva, ni la diosa de la fortuna ni Mi propia persona Me son tan queridos como las gopīs». De todas las gopīs, Śrīmatī Rādhārāṇī es la suprema. Rūpa Gosvāmī y Sanātana Gosvāmī son los sirvientes más excelsos de Śrīmatī Rādhārāṇī y del Señor Śrī Caitanya Mahāprabhu. Quienes se consagran a su servicio son conocidos como devotos rūpānugas. El Caitanya-candrāmṛta (26) dice lo siguiente acerca de Śrīla Rūpa Gosvāmī:

āstāṁ vairāgya-koṭir bhavatu śama-dama-kṣānti-maitry-ādi-koṭis
tattvānudhyāna-koṭir bhavatu bhavatu vā vaiṣṇavī bhakti-koṭiḥ
koṭy-aṁśo ’py asya na syāt tad api guṇa-gaṇo yaḥ svataḥ-siddha āste
śrīmac-caitanyacandra-priya-caraṇa-nakha-jyotir āmoda-bhājām

Las cualidades de quien se ocupa en el servicio del Señor Śrī Caitanya Mahāprabhu —como, por ejemplo, su reputación, sus austeridades, sus penitencias y su conocimiento— no tienen comparación con las buenas cualidades de otros. Ésa es la perfección del devoto que está siempre ocupado en el servicio de Śrī Caitanya Mahāprabhu.