Skip to main content

CC Madhya-līlā 19.140

Texto

keśāgra-śata-bhāgasya
śatāṁśa-sadṛśātmakaḥ
jivaḥ sūkṣma-svarūpo ’yaṁ
saṅkhyātīto hi cit-kaṇaḥ

Synonyms

keśa-agra — de la punta de un cabello; śata-bhāgasya — de una centésima parte; śata-aṁśa — una centésima parte; sadṛśa — igual a; ātmakaḥ — cuya naturaleza; jīvaḥ — la entidad viviente; sūkṣma — muy fina; svarūpaḥ — identificación; ayam — ésa; saṅkhya-atītaḥ — en cifra que escapa a todo cálculo; hi — ciertamente; cit-kaṇaḥ — partícula espiritual.

Translation

«“Si después de dividir la punta de un cabello en cien partes, tomamos una de esas partes y la dividimos de nuevo en cien partes, esa pequeñísima medida muestra el tamaño de las innumerables entidades vivientes. Todas ellas son cit-kaṇa, partículas de espíritu, y no materia.”

Purport

SIGNIFICADO: Este verso es una cita del comentario del pasaje del Śrīmad-Bhāgavatam en que la personificación de los Vedas ofrece reverencias a la Suprema Personalidad de Dios. El Señor Kṛṣṇa confirma estas palabras en la Bhagavad-gītā (15.7): mamaivāṁśo jīva-loke jīva-bhūtaḥ sanātanaḥ: «Las entidades vivientes de este mundo condicionado son Mis partes fragmentarias eternas».

El propio Señor Śrī Kṛṣṇa Se identifica con las diminutas entidades vivientes. El Señor Kṛṣṇa es el espíritu supremo, la Superalma, y las entidades vivientes son Sus muy diminutas partes integrales. Por supuesto, no podemos dividir la punta de un cabello en partículas tan finas, pero en el plano espiritual esas partículas sí pueden existir. La fuerza espiritual es tan poderosa que una simple porción atómica de espíritu puede ser el cerebro más grande del mundo material. La chispa espiritual es la misma en el cuerpo de la hormiga y en el cuerpo de Brahmā. Conforme a su karma, es decir, a sus actividades materiales, la chispa espiritual alcanza un cierto tipo de cuerpo. Las actividades materiales se llevan a cabo bajo la influencia de la bondad, de la pasión o de la ignorancia, o bajo una combinación de las tres. Conforme a la mezcla de las modalidades de la naturaleza material, la entidad viviente recibe un determinado tipo de cuerpo. Ésa es la conclusión.