Skip to main content

CC Antya-līlā 9.148

Texto

tārā sabe yadi kṛpā karite sādhila
‘āmā’ haite kichu nahe — prabhu tabe kahila

Palabra por palabra

tārā—ellos; sabe—todos; yadi—cuando; kṛpā karite—que mostrara misericordia; sādhila—pidieron; āmā haite kichu nahe—Yo no puedo hacer nada al respecto; prabhu—el Señor Caitanya; tabe—entonces; kahila—contestó.

Traducción

En verdad, cuando los devotos pidieron al Señor que concediese Su misericordia a Gopīnātha Paṭṭanāyaka, el Señor había contestado que no podía hacer nada.

Significado

La persona que es pecaminosa pierde la posibilidad de avanzar espiritualmente, así como la de obtener opulencia material. Quien disfruta del mundo material para complacer los sentidos, ciertamente está condenado. El progreso en la opulencia material no es la misericordia directa de la Suprema Personalidad de Dios; sin embargo, indica la misericordia indirecta del Señor, pues hasta una persona demasiado apegada a la prosperidad material puede desapegarse poco a poco y elevarse al plano espiritual. Entonces podrá ofrecer al Señor un servicio inmotivado y purificado. Cuando Śrī Caitanya Mahāprabhu dijo: āmā haite kichu nahe («No es cosa Mía hacer nada al respecto»), estableció el ejemplo ideal para la persona en la orden de vida de renuncia. El carácter del sannyāsī que se ponga de parte de un viṣayī, una persona ocupada en actividades materiales, será criticado. La persona en la orden de vida de renuncia no debe mostrar interés por las actividades materiales, pero si lo hace, llevada del afecto por una determinada persona, también eso debe considerarse su misericordia especial.