Skip to main content

CC Ādi-līlā 17.253

Texto

paḍuyā sahasra yāhāṅ paḍe eka-ṭhāñi
prabhura vṛttānta dvija kahe tāhāṅ yāi

Palabra por palabra

paḍuyā — estudiantes; sahasra — un millar; yāhāṅ — donde; paḍe — ellos estudian; eka-ṭhāñi — en un lugar; prabhura — del Señor; vṛttānta — incidente; dvija — un brāhmaṇa; kahe — dice; tāhāṅ — allí; yāi — va.

Traducción

El estudiante brāhmaṇa corrió a un lugar en el que un millar de estudiantes se habían reunido a estudiar. Allí, él les describió lo sucedido.

Significado

En este verso encontramos la palabra dvija, que indica que el estudiante era un brāhmaṇa. En realidad, en aquellos días, sólo los miembros de la clase brāhmaṇa eran estudiantes de literatura védica. La enseñanza se destina especialmente a los brāhmaṇas; antiguamente no era posible que los kṣatriyas, vaiśyas o śūdras tuviesen acceso a la enseñanza. Los kṣatriyas solían aprender tecnología de la guerra, y los vaiśyas aprendían comercio de sus padres o de otros hombres de negocios; el estudio de los Vedas no era para ellos. En la actualidad, sin embargo, todo el mundo va a la escuela, y todo el mundo recibe el mismo tipo de educación, aunque nadie sabe cuál puede ser el resultado de ello. El resultado, sin embargo, no es nada satisfactorio, como hemos visto sobre todo en los países occidentales. Los Estados Unidos tienen vastas instituciones educativas en las cuales todos pueden recibir enseñanza, pero el resultado es que la mayor parte de los estudiantes se vuelven como hippies.

La educación superior no es para todos. Solamente estudiantes seleccionados entrenados en la cultura brahmínica deberían tener acceso a ella. Las instituciones educativas no tendrían que dedicarse a enseñar tecnología, puesto que no puede decirse con propiedad que un técnico esté educado. Un técnico es un śūdra; solamente aquel que estudia los Vedas puede llamarse apropiadamente hombre instruido (paṇḍita). La obligación de un brāhmaṇa consiste en instruirse en las Escrituras védicas y enseñar el conocimiento védico a otros brāhmaṇas. En nuestro movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa enseñamos solamente a nuestros estudiantes a ser brāhmaṇas y vaiṣṇavas aptos. En nuestra escuela de Dallas se estudia inglés y sánscrito, y con esos dos idiomas se estudian todos nuestros libros, como el Śrīmad-Bhāgavatam, la Bhagavad-gītā y el Néctar de la Devoción. Es un error educar a todos los estudiantes como técnicos. Debe haber un grupo de estudiantes que lleguen a ser brāhmaṇas. Sin brāhmaṇas que estudien las Escrituras védicas, la sociedad humana será un caos total.