Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 9.4.29

Texto

ārirādhayiṣuḥ kṛṣṇaṁ
mahiṣyā tulya-śīlayā
yuktaḥ sāṁvatsaraṁ vīro
dadhāra dvādaśī-vratam

Palabra por palabra

ārirādhayiṣuḥ—aspirando a adorar; kṛṣṇam—al Señor Supremo, Kṛṣṇa; mahiṣyā—con su reina; tulya-śīlayā—que era tan cualificada como Mahārāja Ambarīṣa; yuktaḥ—juntos; sāṁvatsaram—durante un año; vīraḥ—el rey; dadhāra—aceptó; dvādaśī-vratam—el voto de observar ekādaśī y dvādaśī.

Traducción

Para adorar al Señor Kṛṣṇa, Mahārāja Ambarīṣa y su reina, que era tan cualificada como él, observaron el voto de ekādaśī y dvādaśī durante un año.

Significado

Observar ekādaśī-vrata y dvādaśī-vrata significa complacer a la Suprema Personalidad de Dios. Quienes deseen avanzar en el cultivo de conciencia de Kṛṣṇa deben observar regularmente el ekādaśī-vrata. La reina de Mahārāja Ambarīṣa era tan cualificada como él. Por esa razón, Mahārāja Ambarīṣa podía ocupar su vida en asuntos domésticos. En relación con esto, es muy significativa la palabra tulya-śīlayā. Si la esposa no es tan cualificada como su marido, es muy difícil que la vida doméstica pueda sostenerse. A la persona en esa situación, Cāṇakya Paṇḍita le aconseja que abandone la vida familiar y entre en la vida de vānaprastha o de sannyāsī:

mātā yasya gṛhe nāsti
bhāryā cāpriya-vādinī
araṇyaṁ tena gantavyaṁ
yathāraṇyaṁ tathā gṛham

Una persona que no vive con su madre, y cuya esposa no congenia con él, debe irse inmediatamente al bosque. Puesto que el único objetivo de la vida humana es el avance espiritual, la esposa debe ayudar en ese esfuerzo. De lo contrario, no hay necesidad de continuar en la vida de casado.