Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 7.8.2

Texto

athācārya-sutas teṣāṁ
buddhim ekānta-saṁsthitām
ālakṣya bhītas tvarito
rājña āvedayad yathā

Palabra por palabra

atha—a continuación; ācārya-sutaḥ—el hijo de Śukrācārya; teṣām—de ellos (de los hijos de los demonios);buddhim—la inteligencia; ekānta-saṁsthitām—fija en un tema, el servicio devocional; ālakṣya—comprendiendo o viendo en la práctica; bhītaḥ—asustados; tvaritaḥ—tan pronto como les fue posible; rājñe—al rey (a Hiraṇyakaśipu); āvedayat—expusieron; yathā—convenientemente.

Traducción

Ṣaṇḍa y Amarka, los hijos de Śukrācārya, se dieron cuenta de que, con la compañía de Prahlāda Mahārāja, todos sus alumnos, los hijos de los demonios, se estaban volviendo conscientes de Kṛṣṇa. Muy asustados, fueron a ver al rey de los demonios y le expusieron claramente la situación.

Significado

Las palabras buddhim ekānta-saṁsthitām indican que, como resultado de la prédica de Prahlāda Mahārāja, los estudiantes que le habían escuchado quedaron firmemente convencidos de que el único objetivo de la vida humana es el cultivo de conciencia de Kṛṣṇa. Es un hecho que todo el que se relaciona con un devoto puro y sigue sus instrucciones se establece firmemente en el plano de conciencia de Kṛṣṇa, ajeno a la perturbación de la conciencia materialista. Fue precisamente esto lo que los maestros observaron en sus alumnos; estaban viendo que todos los estudiantes se volvían conscientes de Kṛṣṇa, y eso les llenó de temor.