Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 7.4.39

Texto

kvacid rudati vaikuṇṭha-
cintā-śabala-cetanaḥ
kvacid dhasati tac-cintā-
hlāda udgāyati kvacit

Palabra por palabra

kvacit—a veces; rudati—llora; vaikuṇṭha-cintā—con el pensamiento de Kṛṣṇa; śabala-cetanaḥ—cuya mente estaba confundida; kvacit—a veces; hasati—ríe;tat-cintā—al pensar en Él; āhlādaḥ—lleno de júbilo; udgāyati—canta en voz muy alta; kvacit—a veces.

Traducción

Debido a su avance en conciencia de Kṛṣṇa, a veces lloraba, a veces reía, a veces daba muestras de júbilo, y a veces cantaba en voz alta.

Significado

Este verso deja más clara la comparación del devoto con un niño. Cuando una madre deja a su bebé en la cama o en la cuna y se va para atender los deberes domésticos, el niño inmediatamente se da cuenta de que su madre se ha ido, y llora. Pero tan pronto como ella regresa a cuidarle, el niño ríe y se pone muy contento. Del mismo modo, Prahlāda Mahārāja, que estaba siempre absorto en pensar en Kṛṣṇa, a veces sentía separación de Él, y pensaba: «¿Dónde está Kṛṣṇa?». Esto lo explica Śrī Caitanya Mahāprabhu: śūnyāyitaṁ jagat sarvaṁ govinda-viraheṇa me. El devoto excelso, cuando siente que Kṛṣṇa ha dejado de ser visible, que se ha ido, llora con sentimiento de separación, y a veces, cuando ve que Kṛṣṇa ha regresado para cuidarle, ríe como un niño que se ha dado cuenta de que su madre le está cuidando. Esos síntomas reciben el nombre de bhāva. En El néctar de la devoción se describen en detalle diversos bhāvas, o condiciones extáticas del devoto. Esos bhāvas son visibles en las actividades del devoto perfecto.